martes, 29 de septiembre de 2015

GENERACIÓN PERDIDA


EL GRAN DESENCANTO 

El gran desencanto que sufren los estudiantes al acabar sus estudios es frustrante y demoledor. Vas al colegio, luego al Instituto, te esfuerzas, te privas de muchas cosas,  te sacrificas y a los 18 por fin, te entusiasma la idea de ir a la Universidad, en la creencia de que con una titulación universitaria tendrás el mundo a tus pies y no te faltará de nada, pero cuando por fin acabas la universidad y obtienes orgullosa la titulación, te encuentras con el vacío, el desencanto, y un desamparo absoluto, con una triste y desagradable situación, pues lo que esperabas no se parece en nada a la realidad, y sin entenderlo observas atónita que no encuentras salida alguna al mundo laboral, donde solo un 17% de Licenciados, gracias a las influencias , o a ser niños de papa con sus empresas o negocios, tienen salida, pero en el 83% restante, el panorama que encuentran es desolador, al verse abocados a engrosar las filas del paro o como mucho o trabajar como becaria o en prácticas, con salarios indignos a la formación obtenida, en la esperanza de que te hagan un contrato fijo, que es la menor de las veces, ya que en la mayoría de los casos te exigen 3 años de experiencia. Este es el futuro de decenas de miles de universitarios, que tras años de sacrificios, se ven abogados al paro, a emigrar o aceptar un trabajo ajeno a su formación con salarios de miseria. Esta es nuestra España.

28 - Septiembre 2015

EL COLAPSO DEL PROGRESO SOCIAL

Hemos de reconocer que la mayoría absoluta del Gobierno del PP, provocó un colapso en la defensa de los derechos y libertades, las reivindicaciones sociales y la protección de los mas débiles, al igual que la globalización diseñada por el capitalismo neoliberal sin el contrapunto de la URSS, que ha supuesto un obstáculo al progreso y bienestar de los mas débiles, ha dañado los derechos y libertades, y ha generado un paraíso para el dinero negro y un asidero para la corrupción, el narcotráfico, el contrabando de armas, la explotación, el abuso de poder, la evasión y el fraude, convirtiendo a los gobiernos en títeres de un poder económico que ha convertido al sistema, en una sociedad anónima que rige el mundo y a las personas, por eso la quintaesencia del nuevo delincuente, ya no es un desarrapado, sino  el hombre de negocios o el político corrupto. De ahí que los gobiernos con mayoría absoluta, que basan sus políticas en el criminal neoliberalismo, se transformen en dictaduras, donde lo económico tiene prioridad a lo social. Este es nuestro mundo hoy día. Pero no es irreversible, podemos cambiarlo mediante las urnas. Nosotros tenemos la decisión.

27 - Septiembre 2015
EL DIOS DINERO


Para los banqueros, los corruptos, las mafias, los mangantes, estafadores y ladrones, patrones, amos y señores, el dinero no tiene color, ni es bueno ni es malo, solo es dinero, y a ese dinero lo han entronizado como a un Dios, al que todos buscan, desean y lo veneran, donde su poder, corrompe, especula, vende, trafica, degrada y envilece, y establece la política social que a su soberbia y prepotencia le apetece, donde se arrincona la virtud y la inteligencia y se premia al mas fuerte, al que explota, abusa, pisotea y somete a los mas pobres y débiles de la tierra. El dinero, un ídolo mundialmente venerado, ha transformado la sociedad, donde la hermandad y generosidad, ha sido sustituida por la ley de la selva. Amigos, el dinero todo lo compra y lo vende, menos la tranquilidad de espíritu y felicidad del alma. Y sin embargo algo tan banal, porque ¿de que me sirve a mi todo el dinero del mundo si me tengo que morir? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario