sábado, 3 de octubre de 2015

LA RUINA CONSENTIDA DE ESPAÑA

PODEMOS EVITAR EL DESASTRE SOCIAL

El tremendo problema de España aparte de la  escandalosa corrupción y la estafa bancaria (véase: rescate y preferentistas), y haber aceptado la globalización bajo un sistema neoliberal (capitalismo salvaje, donde los trabajadores son parias),  impuesto por la zona euro, (raíz de todos los males), que ha obligado a los gobiernos a una política de recortes y austeridad que ha perjudicado especialmente a los mas débiles de la sociedad, es, la resignación y el consentimiento del pueblo que vuelve a votar a los partidos que han generado esta situación, unas veces por ignorancia, o apatía, y otras por fanatismo, inconsciencia o irresponsabilidad.
Es evidente que las políticas del Gobierno en esta legislatura, han hundido la economía de los mas débiles, abandonados a la caridad de los bancos de alimentos y la ayuda de familiares  y amigos, mientras fortalecían la de los poderosos, a los que han permitido las mordidas y facilitado un clima de corrupción, mientras se realizaba de forma solapada una amnistía fiscal para los defraudadores, al tiempo que se nombraba a altos cargos a dedo (amigos, parientes) permitiendo que hicieran negocios a costa del Estado, al mismo tiempo que se hacían recortes de los servicios públicos esenciales, se rescataba bancos, se congelaban salarios, se convertía a los trabajadores en parias, mientras se desahuciaba a centenares de miles de familias, y se nombraban a dedo, a un sinfín de amíguetes y parientes para ocupar cargos públicos con sueldos de escándalo. Si a ello le añadimos el mantenimiento de 17 gobiernos autónomos inflados con un sinfín de puestos y cargos dirigentes, con gastos desmesurados e inútiles, que ha supuesto una sangría para las menguadas arcas públicas, y que han llevado al país y a mas de la mitad de sus ciudadanos al empobrecimiento y la ruina, con una deuda de mas de un billón de euros y unos intereses de la misma que se comen la recaudación del estado, esta claro que es imposible sostener una economía que crece solo para una élite económica, mientras el resto soporta las cargas y los recortes, empobreciéndose mas cada día.
Pero lo siniestro y terrible, es que se entra en una paradoja increíble, y es, que el pueblo consciente de la mala gestión del gobierno y el perjuicio causado a las clases mas débiles de la sociedad (jóvenes parados y sin futuro, trabajadores, pensionistas y funcionarios), consiente y acepta estas políticas neoliberales (de recortes, de empobrecimiento y explotación), y sigue apoyando con sus votos a estas formaciones políticas que han llevado a España al mayor nivel de pobreza y endeudamiento de su historia.
Es evidente, que ante esta situación, urge un cambio responsable, en el modelo económico y político, que exige una reducción drástica de cargos y puestos políticos y donde el pueblo soberano tome las riendas y vote en consecuencia, comprometido con la regeneración de una España libre de políticos y políticas que han arruinado la economía de un país y la de sus ciudadanos.
 Ahora vuelven a prometer el paraíso. Si de nuevo el bipartidismo vuelve a ser votado mayoritariamente, o el partido en el gobierno gana las elecciones, esta asegurado el desastre social por una década, y en entredicho el futuro de una generación, que si no se corrige ya se ha dado por perdida.

       

No hay comentarios:

Publicar un comentario