martes, 6 de octubre de 2015

MI PAREJA ES UNA MUJER

"SOY HETEROSEXUAL" Y QUE?

Hoy me atrevo a decirlo, he dado el paso, salgo del armario y lo confieso: "SOY HETEROSEXUAL", aunque parezca rara esta orientación sexual, a mi me encanta que mi pareja sea una mujer. Ya se que cada vez quedamos menos. La única ventaja es que no nos persiguen en ningún lugar del mundo y además contribuimos a perpetuar la especie humana, que a este paso.. .Esto no significa que odie la otra orientación sexual, aunque en mi interior siento rechazo. La vida "privada" de cada uno, debe respetarse, independiente de la dignidad que confiera a la persona y a su integridad moral y social. Si 2 personas del mismo sexo quieren vivir juntas, allá ellas, pero no encuentro procedente, ni coherente,  el darle status de matrimonio a esa unión, y lo digo como lo siento. Porque una cosa es la tolerancia y otra subvertir el orden natural de las cosas, aunque la ley lo permita. Seamos sensatos, coño. Que no me traten de homófobo, no estoy expresando nada contra esta orientación sexual, simplemente expongo lo que yo siento y pienso.

España, con sus leyes de permisividad, se ha convertido en destino de refugio para el colectivo gay: (lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales), y aunque  las leyes favorezcan a dicho colectivo, parte de la sociedad, aunque muestra tolerancia, no acaba de aceptarlos, y a veces los discrimina por tal motivo, al considerar que es una unión, que no dignifica al ser humano, ateniéndose al orden natural de las cosas.

Es evidente que la unión en matrimonio de 2 personas del mismo sexo, cierra el acto sexual al don de vida, ya que es un acto contra natura ¿Qué ocurriría si esta patología sexual, se extiende en progresión geométrica como así parece ser? Sería el fin de la especie humana. Aunque bien es cierto que la mujer no necesita tener como pareja a un hombre para tener hijos, lo que da una ventaja al colectivo de lesbianas.
 Esto no quiere decir que los que tienen esta orientación sexual de forma instintiva, no merezcan nuestro respeto, siempre que no sean objeto de actos impúdicos en público, degrade moralmente o se pierda la dignidad que se adquiere como ser humano. 
Porque yo me pregunto ¿si hubiera que dar entera libertad a la orientación sexual de las personas, dignificando cualquier tendencia, dentro del contexto del ser humano y sin intención de comparar, ¿Cuánto se tardará en pedir que legalicen la zoofilia o la pederastia?. A mí personalmente no me molesta que dos personas del mismo sexo quieran vivir juntas, en tanto no vea actitudes intimas, en ese caso como ya me ha pasado en alguna ocasión, sentiría nauseas y arcadas. Por instinto natural, no lo puedo evitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario