viernes, 27 de noviembre de 2015

JUVENTUD: DESENCANTO Y DECEPCIÓN

EL VOTO DEL IGNORANTE,  UN DAÑO IRREPARABLE A LA SOCIEDAD.

Es de una inmoralidad y una desvergüenza total, que muchos empresarios se aprovechen de la precariedad laboral y el alto numero de parados, para ofrecer contratos basura, con salarios de miseria, porque el que aspira a integrarse en el mundo laboral, es lo único que tienen
Es la consecuencia de una reforma laboral agresiva, brutal y de exclusión de las clases trabajadoras mas bajas, que ha hecho del mundo laboral, el paraíso de los empresarios sin escrúpulos, que aprovechan el neoliberalismo deshumanizado, la falta de control, para explotar y aprovecharse del esfuerzo de  los trabajadores, para hacerse cada día mas ricos. Así empezaron en el mundo todas las revoluciones cruentas.  
Para mayor mortificación se esta pidiendo experiencia laboral a los recién licenciados, con lo que se demuestra que vale mas la experiencia laboral, que la formación académica. 
Lo triste, es que inculcamos a nuestros hijos, que es mejor tener una carrera para acceder al mercado laboral, cuando a la hora de presentar el curriculum, tienes que quitarte estudios para poder acceder a un puesto de trabajo. 
Un desencanto y una decepción total para aquellos estudiantes que han dedicado un tercio de su vida a prepararse académicamente, con sacrificios y privaciones, para que al finalizar la carrera se encuentren con un vació desolador, sin salida y estancados. 
Triste y decepcionante, mas si pensamos que con un PP carcomido por los escándalos de corrupción, un PSOE mudo ante estos desmanes y una Izquierda fragmentada que ya no pinta nada, corremos el riesgo de seguir con las mismas políticas, si los ciudadanos vuelven a dar su voto de confianza a los mismos, que han llevado a la pobreza a millones de personas, que han privatizado servicios públicos en su beneficio, que han recortado prestaciones, congelado las pensiones y están a un suspiro de acabar con ele estado de bienestar. 
Ese 65% de personas en la tercera edad votantes del PP, debieran pensar que con su voto, pueden condenar a sus hijos y a sus nietos a una vida sin futuro y sin esperanza, o en todo caso a una vida que aunque estén integrados en el mundo laboral, no saldrán de la pobreza, ni tendrán posibilidades de crearse un futuro digno, y mucho menos pensar en  tener una vivienda o una jubilación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario