lunes, 9 de noviembre de 2015

LA PLAGA DEL CACIQUISMO

LOS MALES DE LA PATRIA 

Uno de los mayores males de la patria junto a la corrupción, es el del caciquismo. Este, condiciona la vida nacional en todas sus manifestaciones, abarcando la política, la economía, y los negocios, implicando a individuos y sociedades, aspecto que frena el avance de las políticas sociales, la economía, la distribución de los recursos del país y por tanto, la igualdad de oportunidades, la razón y la justicia. Por eso no se ve el fruto de tanto esfuerzo y sacrificio. Solo se ve la fuerza de los caciques.

España ha ido pasando una tras otra época por las diversas fases de tan tremenda plaga. En tiempos de los reyes absolutistas, el caciquismo iba vestido de fraile y se amparaba entre los pliegues del venerable manto de la iglesia; en tiempos de revueltas se entrometía por las filas de los ejércitos golpistas; y en el día de hoy, con la lucha pacífica de los partidos, se ha introducido bajo el manto de la corrupción y el poder económico, enseñando a los políticos de oficio, el arte de engañar, embaucar y escalar el poder, aunque para ello tuviesen que cambiar de casaca para mantener la poltrona, aunque para ello tenga que anular sus mas firmes convicciones y los mas rectos propósitos.
No es la ciencia, ni la virtud, ni el trabajo, ni el ingenio, la manera de salir triunfante de la lucha por la vida, no. Simplemente buscad la protección y ayuda de un cacique, aunque peques de ignorancia, vicio o estupidez y no te preocupes por el futuro, pues el cacique permanecerá para siempre en el engranaje de la sociedad y la nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario