martes, 12 de enero de 2016

ESCANDALOSA PROTECCIÓN A LA INFANTA

LACAYOS CON LOS PODEROSOS, DESPIADADOS CON LOS DÉBILES

Las instituciones del Estado quedan muy deterioradas en relación con la actitud de protección y exculpación, que tanto fiscalía, como abogacía, vienen mostrando  a la Infanta Cristina en el caso Noos. La Hacienda pública tiene la misión de perseguir y sancionar el fraude fiscal; la fiscalía es la parte que acusa en un proceso penal y la que presenta las pruebas ante el juez para que ese delito se castigue, y la abogacía del Estado  es el que asesora para defender los intereses de ese mismo estado. En este caso la Hacienda publica en un acto de protección sin precedentes, esculpa a la Infanta de fraude fiscal, cuando el resto de los mortales es perseguido sin piedad alguna, por un mínimo fraude de 10 euros,  pero lo que mas indigna es la abogacía y la fiscalia del Estado, capaces de enviar a la cárcel a una madre que roba un biberón para alimentar a su hijo y que en el caso de la infanta Cristina, en vez de perseguir el delito, lo exculpan a capa y espada, en un bochornosa muestra de protección al poderosos y, de falta de imparcialidad en la actuación con unos u otros imputados, dejando en evidencia que la justicia no es igual para todos. Confiamos en que la Justicia actué con la imparcialidad que corresponde, ya que de lo contrario, su credibilidad quedaría muy dañada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario