martes, 5 de enero de 2016

LA FIESTA DEL CAPITALISMO DECADENTE

EL INDECENTE Y DESHONESTO NEGOCIO DE LOS GRANDES ALMACENES
Siempre he defendido que la fantasía diaria es buena, si excita la imaginación que nos haga felices, sobre todo a los niños, pero cuando esa fantasía esta basada en una gran mentira como la de los Reyes magos, que ni existieron, ni fueron magos, me pregunto si la bondad de la misma, no es en si misma una burla a la inocencia de los niños y se convierte en una  farsa amarga, (si pensamos en la miseria de millones de seres humanos que padecen penurias), que no deja de dañar nuestros sentimientos de altruismo y justicia, a no ser que tu inconsciencia te convierta en un zombie o en un insensible. Y que conste que tengo nietos e hijos a los que no les va a faltar nada ese día, pero eso no quiere decir que yo apruebe esta farsa. Y repito, si aceptamos el criterio de que el fin no justifica los medios, tratar de justificar la “mentira” de Los Reyes Magos en defensa del mantenimiento de una ilusión, me hace dudar de la bondad de esta gran mentira, que solo beneficia a los grandes almacenes, en detrimento de millones de familias que se endeudarán para que sus hijos vean cumplidos sus sueños. Espero, sinceramente que algún gobernante honesto y valiente, acabe con este despropósito, con esta inmensa farsa. Yo os deseo, a todos, SALUD, PROSPERIDAD, PAZ y AMOR, pero en mi nombre, jamas me atrevería a cometer la indecencia de desearos que en nombre de " esos farsantes llamados reyes magos", tuvierais esas bondades, porque lo consideraría una burla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario