jueves, 4 de febrero de 2016

ES CUESTIÓN DE PRINCIPIOS BIEN ARRAIGADOS

LA SOCIEDAD ES LA ORGANIZACIÓN DE SERES HUMANOS PARA LOGRAR FINES COMUNES. CUANDO ALGUIEN UTILIZA ESA COMUNIDAD EN BENEFICIO PROPIO ENRIQUECIÉNDOSE A COSTA DE LOS DEMÁS, DEBE SER EXPULSADO DE LA MISMA.
Muy desalentador pensar que si quieres triunfar en esta vida, debes prescindir de tu conciencia: que si quieres hacerte rico, debes explotar, robar  y engañar a tus semejantes y aprovecharte de su sacrificio; que si quieres lograr dinero rápidamente debes robar a manos llenas, y la corrupción es el camino mas rápido, porque hoy día, el trabajo decente y honrado no te hace rico Nadie se ha hecho rico con el esfuerzo de su trabajo. Y sin embargo, hemos de constatar que la honradez absoluta no existe en el ser humano, porque detrás de nuestra máscara de buenas personas, hay oculta una bestia humana en todos nosotros, que en un momento dado es  dominada por la avaricia, la ambición y el poder. Todo el que no padece estos vicios, es porque no ha tenido ocasión de estar en el lugar oportuno, donde el dinero esta al alcance de su mano y se siente con total impunidad. Es el gen atávico inherente al ser humano, pero no deja de ser una infamia que colguemos a los ladrones de poca monta y elijamos para cargos públicos a los grandes ladrones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario