lunes, 15 de febrero de 2016

JUVENTUD, DIVINO TESORO

LA JUVENTUD, SEMILLA DEL FUTURO

La correcta formación de nuestra juventud es la base y engranaje de todo pueblo, para lograr un futuro de progreso y bienestar para toda la sociedad. A través de los años son los jóvenes los que toman las riendas del mismo en el futuro. Una juventud que basa su conducta en ideales y principios correctos, (lejos de las religiones que adormecen y atontan), llevara a su pueblo a la superación y crecimiento en todos los ámbitos de este. Pero nuestra juventud es decadente e indisciplinada, seducida por la sociedad de consumo y la posesión de bienes materiales, adorando al Dios dinero que por desgracia nos esclaviza a todos; los jóvenes ya no escuchan los consejos de sus maestros, de su experiencia, carecen de ideales, máximas y principios, ninguneando por norma, la ética y la moral, y su única preocupación es la búsqueda del disfrute material. Se han ido relegando valores fundamentales como la libertad, la justicia, la tolerancia o lhonestidad. Eso, es lo que esta llevando a occidente, a la degradación y decadencia política, moral y social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario