sábado, 9 de abril de 2016

LA ESPAÑA CAINITA

NEGROS NUBARRONES SE CIERNEN SOBRE NUESTRA QUERIDA ESPAÑA.

No sin  consternación, contemplo como los males de la patria se agrandan, retrotrayéndonos a aquella España cainita, donde  por una simple opinión o un ideal, se quitaba de en medio al adversario, al que tenía diferente forma de pensar. Hoy como entonces, volvemos a oír las voces de la caverna, voces pronunciadas por los mismos poderes que odiaban la inteligencia, aborrecían a los libre pensadores, poetas y escritores y a todo aquel que expresara un ideal de fraternidad, de igualdad, de libertad o de justicia, que aspiraban a un mundo mas solidario y mas justo, pero que podían poner en peligro el poder de la oligarquía económica, de la casta, de esa élite que maneja los hilos del destino, estableciendo políticas de esclavitud y miseria en el resto de los mortales. Declaraciones de algunos ex gobernantes, tocando a rebato, advirtiendo del peligro o catástrofe que supondrá, si el pueblo logra obtener cuotas de poder, no han pasado desapercibidas, por el peligro de involución que las mismas suponen. Después de 80 años del inicio de nuestra desastrosa Guerra Civil, voces gruesas, muy parecidas a aquellas que sonaron tocando a rebato y muerte, se han vuelto a repetir. Aquella cruel y larga contienda que le siguió, estuvo preñada de sangre, crueldad, ruina y, un terrible costo en vidas humanas. Si, se escucha de nuevo el triste concierto, que suena tocando a muerto. Y yo me pregunto ¿El pueblo debe seguir callado, sumiso y subyugado ante las veladas amenazas? Lo que si tengo claro, es que un pueblo jamás debe perder su libertad y el derecho a elegir, porque en eso se fundamentan los principios de una democracia real, y aunque cueste, siempre será mejor que vivir arrodillado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario