sábado, 28 de mayo de 2016

EL ESPÍRITU CAINITA SE MUESTRA DE NUEVO

LA INTOLERANCIA Y EL ODIO IDEOLÓGICO, MATA A LA DEMOCRACIA, CREANDO UN SALTO DIALÉCTICO HACIA LA INVOLUCIÓN CRUENTA, QUE LLEVARÁ A ESPAÑA DE NUEVO AL ABISMO, PARA VOLVER A ESTAR A LA COLA DEL MUNDO CIVILIZADO.

 La infame campaña del miedo y manipulación, llevadas a cabo por el PP,  Ciudadanos, y por los intereses económicos y políticos, ha hecho que revivan los instintos cainitas en los cavernícolas homicidas de siempre, presentándose como vectores de agitación violenta, para tapar los verdaderos problemas del país, como el paro, la corrupción, la desigualdad, la pobreza, la exclusión social, los salarios de miseria, pero sobre todo para que no se hable de la corrupción de los partidos que gobiernan, en una supuesta democracia que cada día se parece mas a una farsa. De nuevo las amenazas de muerte, de tiros en la boca y pintadas  amenazantes a los dirigentes de la nueva formación de izquierda, han hecho saltar las alarmas del peligro involucionista que supone un triunfo en las urnas de Podemos. Amenazas de muerte al Alcalde de Cádiz, acusándole de etarra; con pegarle un tiro en la boca a Pablo Iglesias si llega al Gobierno, pintadas en la casa de Echenique. ¿Como es posible que se repita la trágica historia 75 años después de aquella que dejo a España regada de sangre?¿Como es posible que surja de nuevo el espíritu fraticida, asesino y homicida, ante el triunfo democrático del pueblo en las urnas como ocurrió en la última república?. Ya se habla en círculos privados de organizarse para detener de la forma que sea precisa, el camino hacia el gobierno de la formación morada. Se que de nada sirve un llamamiento a la concordia y la calma con los bárbaros de siempre, pero si no somos capaces de defender nuestras ideas y opiniones de forma libre en un marco normal de convivencia democrática, volveremos por desgracia a otro enfrentamiento civil, mucho mas cruento que el anterior, ante la intransigencia e intolerancia de los verdugos, asesinos, homicidas y canallas, que no toleran otras ideas de libertad y justicia que no sean las suyas, y que están dispuestos a lo que sea, para impedir  un gobierno democráticamente elegido por el pueblo en las urnas, si no es el que ellos representan. Nunca nada me había hecho sentir tan abatido ante un panorama tan desolador y retrogrado. Que tristeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario