martes, 5 de julio de 2016

ESPAÑA NO ES UN PAÍS PARA GENTE HONESTA

8 MILLONES DE CIUDADANOS VOTARON AL PARTIDO DE LA CORRUPCIÓN Y LA INDECENCIA POLÍTICA, EN UN ALARDE DE DESIDIA  MORAL, FANATISMO, IGNORANCIA, INSOLIDARIDAD Y ESCASO SENTIDO DE LA JUSTICIA.

Si, por desgracia, el partido que tendría que haber desaparecido de la esfera política, no solo por su implicación en numerosos casos de corrupción, y el continuo saqueo de las arcas públicas, sino por imponer unas políticas que han generado mucho sufrimiento a la población mas desfavorecida económicamente, resulta que ha sido el mas votado en las elecciones del 26J. Su Ley de Reforma laboral ha sido agresiva contra los trabajadores a los que ha convertido en parias en régimen de semiesclavitud; la ley LOMCE ha supuesto el despido de miles de profesores de la enseñanza pública y la expulsión de las aulas de miles de estudiantes que no han podido pagar los abusivos costes de las tasas; la Ley de Seguridad ciudadana , que ha supuesto el recorte en derechos y libertades, muy cercanos a otras épocas de triste recuerdo. Las políticas de recortes y austeridad que han llevado a la pobreza a millones de familias, las privatizaciones y recortes en Sanidad y Educación, la emigración  de casi medio millón de nuestros jóvenes  licenciados y científicos, el saqueo del fondo de pensiones y el desmantelamiento del estado del bienestar, políticas que han generado que España sea el  2º pais de la UE en pobreza infantil y donde un 52% de nuestros jóvenes estén en paro, han sido motivos mas que suficientes para mandar al limbo político al PP. Y sin embargo, en contra de toda lógica, 8 millones de ciudadanos y 10 millones mas que se han abstenido, no les ha importado el daño y sufrimiento causado a los ciudadanos y lo que es peor no les ha importado que les siga gobernando un partido sumido en la corrupción mas absoluta, el fraude fiscal, la impunidad de los corruptos y la indecencia política. Señores, que me lo expliquen. O estamos en un país de irresponsables, e ignorantes, o en un país totalmente amoral, que comulga con la corrupción, el  fraude fiscal, la inmoralidad pública y los paraísos fiscales, lo que convierte a nuestra querida España en un país de pícaros, sinvergüenzas, ladrones de corbata  y guante blanco, defraudadores, inmorales, saqueadores de las arcas públicas, y con muy poca honestidad y decencia política.
Un país  donde se estima y se protege mas al que vive de los otros, que al que trabaja noche y día; al que roba y esta fuera de la ley, que al que ayuda a la justicia y no duda en sancionar;  la España barroca del revuelto, del odio, de la envidia y la ojeriza, de la inquina, del acoso y el abuso, donde la franqueza es grosería y la buena fe candidez, un país donde ha vuelto el derecho de pernada, si en algo estimas tu jornal, y tu soldada, un país donde la democracia solo es un remedo del estado capitalista, donde la libertad de mercado se ha convertido en un neoliberalismo avasallador donde el poder del dinero, corrompe, especula, vende, trafica, envilece, explota y establece la política social que a su soberbia le apetece, donde se  arrincona la virtud y  la inteligencia y se premia el vicio, la fuerza bruta y la malicia.
Era urgente, imprescindible una regeneración del sistema, de los políticos y la política, para construir una democracia real y participativa, que nos trajera un cambio de progreso para lograr una sociedad mas solidaria y equitativa. Por eso hoy es un día muy triste para millones de ciudadanos a los que se les ha apagado la ilusión y la esperanza de un mundo mejor y mas justo.

En todo caso la frustración ante esta evidencia, hace que muchos nos planteemos la posibilidad de dejar atrás a esta España que ya no es un país para trabajadores con salarios dignos, ni para gente que se gana la vida honestamente, y que ya no la reconocemos como nuestra, sino de la banda de Ali Baba y los cuarenta ladrones. Que decepción y que tristeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario