miércoles, 23 de noviembre de 2016

HOMENAJE A DESTIEMPO

HIPOCRESÍA Y DESVERGÜENZA ANTE LA MUERTE DE RITA BARBERA

Todos los seres humanos merecen un respeto, pero a que viene tanta hipocresía ahora. Respecto a la muerte de Rita Barbera, creo que lo mas apropiado y humano es presentar condolencias en el ámbito privado, aunque haya sido compañera de oficio del resto de los parlamentarios. Hacerlo en el ámbito político por parte del PP, homenajeándola con un minuto de silencio en sede parlamentaria, es algo incoherente, máxime cuando ha sido el PP el que la ha expulsado de sus filas, y en los últimos tiempos la ha tratado como a una apestada, de la que toda la plana mayor se había distanciado. Es mas yo me atrevería a decir que el PP se ha librado de una carga, que les hubiese engarronado a todos, ya que Rita era la enciclopedia del PP. Que ahora vengan diciendo que los medios de comunicación y las investigaciones la han llevado por el camino de la amargura, cuando todos en el PP deseaban librarse de ella, es de tal cinismo e hipocresía que resulta ofensivo. Se puede lamentar la muerte, pero convocar un minuto de silencio en el Parlamento, cuando a Labordeta se lo negaron, es además de esperpéntico, un sinsentido y un medio de oportunismo político. Independiente de que todas las muertes son lamentables, creo que la anciana que murió debido al corte de luz por pobreza energética, merecería ese minuto de respeto, con mucho mas mérito que Rita Barbera. Con este homenaje lo que el PP esta haciendo, o quiere hacer, es lavarse la imagen, aprovechando el momento emocional, para dar sus condolencias públicamente, cuando la ha expulsado del partido y tratado como a una apestada. Vamos anda, tanta hipocresía resulta hasta obscena. La muerte no lava nada, ni da la razón, por eso los sentimientos de cada uno respecto a una muerte es un asunto que nunca debiera ser un acto político, máxime cuando la fallecida no ha sido precisamente un prócer y ejemplo de vida política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario