viernes, 27 de enero de 2017

EL ATRACO DEL RECIBO DE LA LUZ

EL NEOLIBERALISMO NO PUEDE DAR RIENDA A LA OLIGARQUÍA PARA QUE ATROPELLEN, MANIPULEN , COACCIONEN Y PERJUDIQUEN EL BIENESTAR DE LOS CIUDADANOS

El cabreo generalizado de toda España  por la abusiva subida de la luz en pleno invierno, cuando mas arrecia el frío, se acaba de agravar, a raíz de las declaraciones del Sr. Rajoy, cuando dice que este tema no es cuestión de Política sino de las empresas. Es decir que las eléctricas que tienen unos beneficios de 4500 millones d euros anuales deciden subir la luz de forma arbitraría y abusiva y ¿el gobierno no tiene nada que decir? ¿Acaso no tiene autoridad para regular los precios de la competencia? ¿Acaso no puede rebajar los impuestos que son la parte fija (un 60% de la factura) que no varía, consumas lo que consumas? ¿Es que no puede aplicar una tarifa especial para aquellas familias que en pleno invierno sufren pobreza energética y no puedan pagar el recibo de la luz? Un Gobierno que es rehén de los poderes económicos nunca podrá hacer política social en beneficio de los ciudadanos que mas padecen la pobreza. Y si en definitiva el Gobierno, nuestros representantes que han sido elegidos para procurar el bienestar de todos los ciudadanos, los abandonan a su suerte ¿Que clase de Gobierno es este? Sr. Rajoy, dígalo claramente "estoy atado y no puedo decidir sin el permiso de la oligarquía del país". Lo comprenderemos, pero le pediremos que se vaya y que sean otros los que dirijan el timón del país que se preocupen de los intereses de los ciudadanos y resuelvan los problemas que les preocupan. En mi opinión ninguna empresa de servicios de primera necesidad, debiera estar en manos privadas y mucho menos permitir que un oligopolio establezca los precios que se le antojen sin regulación del Gobierno. En todo caso creo que lo idóneo para que no vuelva a suceder es proponer su nacionalización. No hacerlo así es vivir con la incertidumbre de que en cualquier momento pueden bloquear nuestra existencia sin recurso que pueda librarnos de abusos, atropellos e injusticias. Este país se esta convirtiendo en un lugar poco apto para gente sin recursos, jóvenes sin empleo, trabajadores con contratos basura y salarios de miseria y para los futuros pensionistas. El Rankin de mejores países para vivir sitúa a España en el nº 45. La corrupción, el saqueo de las arcas públicas, los recortes, las privatizaciones, la carestía de la vida y los bajos salarios nos sitúan como un país bananero y tercermundista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario