miércoles, 18 de enero de 2017

LA ESPAÑA QUE NOS HACE LLORAR

EL ARTE DE COMO CONVERTIR UNA NACIÓN EN UN PAÍS BANANERO

Por desgracia, este país es diferente. En este país entre mas robas mas te votan. Los políticos pillados infraganti e imputados no dimiten. Los corruptos campean a sus anchas sintiéndose impunes. Se respeta mas al poderoso que trinca, que al pobre que vive de sus manos. No hay trabajo para nadie, pero debemos trabajar hasta los 67 años. Combatimos el fraude fiscal, pero amnistiando a los defraudadores. El modelo de la construcción se va a la mierda, pero recortamos mas del 50% en I+D. Subimos el IVA y el IRPF, pero las grandes fortunas siguen tributando el 1%, contribuyendo a que el capital se fugue de forma masiva. No hay trabajo para nadie, pero quieren que nos jubilemos a los 67 años. El Juez Ruz ve indicios de contabilidad B en el partido popular, la evidencia de sobresueldos y una supuesta financiación ilegal, pero para la fiscalía y el PP, todo son conjeturas e invenciones de Bárcenas. El capitalismo ha logrado que llamemos gasto a la sanidad y la educación, e inversiones al rescate de bancos y autopistas. Construimos infraestructuras (aeropuertos, autopistas, mega estadios) que no se utilizan, pero intentamos de forma miserable, quitar las ayudas a las becas de Erasmus, o las ayudas a comedores de colegios a los niños que no tienen para comer. Recortamos en Educación, en Sanidad, en pensiones , en ayudas a la dependencia, en servicios sociales, pero te acusan de demagogia, si hablas de tocar coches oficiales, dietas, privilegios, el excesivo numero de asesores y cargos públicos nombrados a dedo. Tenemos un déficit que ya supera el 100% del PIB  y nos endeudamos con 100.000 millones mas para salvar a la banca, mientras esta sigue desahuciando a cientos de miles de familias. Disponemos de miles de licenciados y el único destino que tienen es servir copas o emigrar al extranjero. Madrid cierra 12 centros escolares públicos mientras financia a colegios del Opus que segregan por sexos. La Iglesia católica  acumula la mayor fortuna del planeta, sin embargo ni paga impuestos, ni declara a hacienda, ni IBI, ni IVA, ni IRPF. Mientras decenas de corruptos y defraudadores, mangantes y ladrones de traje y corbata, siguen en libertad sin cargos, una mujer al cargo de 2 hijos menores, es condenada por comprar comida con una tarjeta robada, al tiempo que un obrero ingresa en prisión por robar 2 paquetes de leche infantil para alimentar a su bebe. Yo no se, pero a mi, esta España, me hace llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario