miércoles, 22 de marzo de 2017

LA FALTA DE PROGRESO LLEVA A LA INVOLUCIÓN

La socialdemocracia como ideología política que procuraba el bienestar social de sus ciudadanos ha muerto

El modelo social y político que representaba la socialdemocracia que aspiraba a un Estado de bienestar universal, degeneró rápidamente, transformándose en una autocracia oligárquica todopoderosa que asume el rol del gobierno al que fagocita y utiliza en su propio beneficio. Los países del centro y norte de Europa elaboraron un sistema que sustituyera al tradicional feudalismo, al que llamaron socialismo democrático, pero con la condición de que siguiera sujeto a las reglas del capitalismo. La falta de convicción de los gobiernos demócratas y su dependencia de los poderes oligárquicos dinamitaron los últimos puentes para mantener la socialdemocracia y un estado del bienestar digno y sostenible, al que el neoliberalismo cruel, déspota y falto de humanidad, esta en trance de eliminar. El apoyo mayoritario a estas políticas feudales, cada vez que emitimos nuestro voto en las urnas, nos ha llevado a la degradada e insostenible situación política, económica y social. De tales barros, estos lodos. La vuelta a la socialdemocracia pura, es urgente y vital, para evitar que la pobreza y las abismales desigualdades sigan en aumento, hasta un punto en que se hagan insoportables y la evolución se transforme en involución cruenta. A buen entendedor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario