lunes, 13 de marzo de 2017

LA MALA POLÍTICA, DESGRACIA PARA UN PAIS

La política mal usada, es un medio que genera ambición desmedida, corrupción  y ansias de poder absoluto.

 La política es una actividad orientada en forma ideológica a la toma de decisiones de un grupo minoritario que ejerce el poder, para alcanzar los objetivos que beneficien  al grupo mayoritario al cual representan. Para ello es imprescindible que estos representantes tengan vocación de servicio al ciudadano, además de integridad moral, honestidad y honradez política. Cuando se accede a la política para medrar o enriquecerse a costa de ella, el político se coloca por encima de la ideología y de los valores democráticos,  para ser presa de la ambición, la corrupción y las ansias de poder. La política entonces se convierte en una farsa, que se utiliza como medio de vida para escalar cuotas de poder al margen de los intereses de los ciudadanos. Es entonces cuando los políticos, en vez de servidores, se vuelven en dominadores. Actualmente, esa es la época que estamos sufriendo. El problema se agranda, cuando los ciudadanos tienen la posibilidad de castigar en las urnas a quien lo esta haciendo mal y no lo hacen, sino que siguen otorgándole su confianza. Este y no otro, es el motivo de que nuestro país sufra en estos momentos, la peor crisis de la historia de la democracia, a nivel político, económico y social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario