viernes, 21 de abril de 2017

LOS PILARES DEL PP CAEN COMO UN CASTILLO DE NAIPES

DUDOSA LEGITIMIDAD DEL GOBIERNO
La presión se eleva cada vez mas sobre un partido que ha querido utilizar las urnas para absolverse a si mismo, en la vana presunción de que al ser el partido mas votado, quedaba exculpado su inicuo proceder. Pero este estigma les perseguirá por mucho tiempo, pues las cloacas del poder han arrojado la suficiente mierda como para que el fétido olor perdure por mucho tiempo. Y el calvario no ha terminado, pues al caso Lezo, le seguiran la vista por la destrucción de los discos duros del tesorero, los papeles de Bárcenas, las obras pagadas en negro de la sede del PP en Génova, los sobresueldos, la financiación ilegal, Púnica, Taula... y 912 imputados, todos ellos cargos del PP, y lo que queda. Esta espada de Damocles que pende sobre la cabeza de Rajoy le pasará factura, no en las elecciones, (pues la espesura de la corrupción no deja ver la verdad, y seguirán votándole), pero sí en los Tribunales de Justicia, donde poco a poco, los pilares en los que se sustenta tanto el PP como el Gobierno se derrumbaran como un castillo de naipes. De hecho ya están cayendo. Tiempo al tiempo. El hecho de que a pesar de todo lo que pesa sobre el partido les sigan votando, no significa que el electorado les absuelva, el delito solo puede absolverlo o castigarlo los Tribunales de Justicia independientes, no ligados al partido ni al gobierno, por muchos obstáculos que quieran ponerle, ciertos poderes fácticos. Esto hace que esté en juego, no solo la desaparición del PP, sino la continuidad del mismo Rajoy al frente del Gobierno, ya que si los ciudadanos incomprensiblemente siguen otorgándole la confianza en las urnas, no así los tribunales de Justicia, que juzgaran con independencia de sus preferencias políticas, ateniéndose a la Ley, la Justicia y la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario