jueves, 18 de mayo de 2017

SI DE ALGO ESTAMOS ORGULLOS LOS ESPAÑOLES, ES DE LA GUARDIA CIVIL

Las acusaciones de Cifuentes y Figar sobre la Guardia Civil, y anteriormente de Camps y de Pujol, atribuyéndoles extralimitaciones y juicios de valor en sus informes producto de una exhaustiva investigación sobre la lacra de la corrupción que azota España, son de toda punto intolerables. La Guardia Civil realiza las investigaciones  a propuesta de los tribunales, jueces y de la fiscalía y una vez ha realizado sus investigaciones presenta los informes sobre "hechos probatorios", donde se tipifica el supuesto delito que se haya podido cometer por los investigados. El honor y buen nombre de la Guardia Civil, nadie puede ponerlo en duda. A la guardia Civil solo la insultan los delincuentes y aquellos que la temen, porque tienen algo ilícito que ocultar. Que ahora el Fiscal Anticorrupción pida que los informes que realice la Guardia Civil, producto de sus investigaciones pasen antes por el, para considerar o no esos informes, da al traste con el estado de derecho y pone la democracia a los pies de los caballos.  La honorabilidad de la Guardia Civil, nadie tiene derecho a ponerla en duda, pues a lo largo de 166 años ha demostrado ser un Cuerpo intachable, que ha dado en muchas ocasiones su vida por España, en defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos y los ha protegido, sin dudas ni demoras en cualquier ocasión que se le necesitase. Así que dudas sobre la actuación de la Guardia Civil, "ninguna".


No hay comentarios:

Publicar un comentario