miércoles, 11 de octubre de 2017

EL DÍA EN QUE PUIGDEMONT SE CAGÓ

Ayer iba bien encaminado cuando pronostique que una de las alternativas de Puigdemont era la DUI en diferido  pero congelándola, como así ha sido, lo que no le va a librar de la sanción correspondiente que se aplique a través del 155. Dicho esto ¿Fue la sensatez y la cordura de Puigdemont lo que le hizo actuar así, defraudando a sus seguidores? NO. Puigdemont sencilla y literalmente se cagó, dando por finalizada la farsa catalana, para dar paso a una nueva transición a través seguramente de elecciones autonómicas. La Ley a través de la Constitución han triunfado. Ahora solo queda que el gobierno aplique los principios democráticos al resto de España, no mediante una democracia en diferido, donde la soberanía nacional la ostente el poder económico de Europa y de España, sino de esa democracia transparente, donde el poder soberano resida en el pueblo a través de nuestro parlamento, donde los principios básicos que son el bienestar y progreso de los ciudadanos se aplique al conjunto de los españoles y no de una élite privilegiada. Porque son muchos los males de la patria que hay que ir limando y depurando, entre los mas graves: la inmoralidad de las administraciones públicas, el caciquismo, la pobreza ingente sobre todo la infantil, la corrupción y la impunidad de los corruptos, la pérdida del poder adquisitivo, sobre todo de pensionistas, los bajos salarios y la precariedad en el empleo, la pérdida de calidad en los servicios públicos como educación y sanidad, el deterioro del estado del bienestar y un sinfín de causas, que afectan a los mas desfavorecidos, a los marginados y excluidos de la sociedad, porque un Presidente de un país, debe serlo de todos los ciudadanos, no solo de los que le votan. Póngase el gobierno a trabajar y hacer de este país uno mas prospero, mas solidario y mas justo, acabando con la inmoralidad, la pobreza, la explotación, y los abusos e injusticias que los más poderosos ejercen sobre los más débiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario