lunes, 20 de noviembre de 2017

15.000 NIÑOS MUEREN DE HAMBRE AL DÍA

Mientras millones de personas viven en la opulencia y disfrutan de un nivel de vida  que les garantiza un holgado bienestar, en un sistema donde anida la corrupción, el saqueo de las arcas públicas, el fraude fiscal y el despilfarro, nos olvidamos de la tragedia de millones de niños que sufren hambruna, enfermedades y muerte. Hoy se celebra el Día Universal de la Infancia y en ese sentido, es un deber moral recordar que existen en el mundo más de 850 millones de niños que sufren pobreza severa, malnutrición, esclavitud y enfermedades diversas derivadas de la hambruna, la exclusión y marginación social. Hay que recordar que casi 400 millones siguen sin escolarizar y que 350 millones sufren hambruna, hay que recordar que más de 15.000 niños mueren diariamente  por hambre y enfermedades que se han podido erradicar hace mucho tiempo. Al día de hoy cada 5 segundos muere un niño por causas que podemos evitar, 30 millones se han visto obligados a huir de sus hogares por la violencia de las guerras, 40 millones carecen de agua potable,  45 millones no tienen acceso a las vacunas,  más de 30 millones trabajan en régimen de esclavitud y 17 millones están en trance de muerte por desnutrición, donde se calcula que 5.400.000 niños morirán de hambre en el próximo año. En España sin ir más lejos, con ser un país moderno e industrializado, regido por una democracia, existe la escandalosa cifra de 700.000 niños que sufren hambruna, exclusión y marginación social. Este no es pots para recaudar dinero, sino para concienciar a los poderosos de que es urgente cambiar nuestra sociedad, nuestro mundo, en la urgente necesidad de que se construya y edifique un sistema global más humano, más solidario y más justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario