miércoles, 29 de noviembre de 2017

PENSIONES, LA ASIGNATURA PENDIENTE

Y despedimos el mes con otra polémica que preocupa, sobre todo a los jóvenes que hoy trabajan con un salario a la mínima y una cotización básica. Pero el problema es otro. Para el año 2030 habrán aumentado en 6 millones el nº de jubilados, con una esperanza de vida de unos 87 años en los hombres y de 90 en las mujeres, situándose en 15 millones aproximadamente el nº de pensionistas, mientras que los trabajadores rondarán los 18 millones. Este mes el Estado se ve obligado a pedir un préstamo para pagar la extra de navidad y el fondo de pensiones se sitúa en los 4.750 millones, lo que obligará al Estado a presupuestar de otras partidas, ya que la seguridad social tiene un déficit de 17.000 millones. Esto solo se podrá corregir si la presión fiscal se aumenta sobre los que mas tienen, porque  de las nóminas tan solo, no será posible, si los sueldos de los nuevos trabajadores son tan bajos. Aún se complica mas, en el sentido de que vivimos más años. Si antes un jubilado cobraba la pensión durante 15 años por término medio, en el 2040 la cobrará durante 30 años como media, acumulando el nº de pensionistas de forma alarmante para cubrir las jubilaciones. La sostenibilidad y suficiencia de un sistema de pensiones al servicio de una población tan numerosa y envejecida será un reto difícil de lograr, por no decir imposible con el actual sistema de financiación. En todo caso la pensión dentro de 30 años a cargo del estado será tan reducida que posiblemente se cobre un 40% menos de lo percibido hoy día, ya que casi un 60% de la partida de gastos será destinada a cuidados sanitarios y asistenciales. En definitiva, como se avecina una época de incertidumbre a todos los niveles, no estaría de más que lo jóvenes y no tan jóvenes vayan pensando en otra solución alternativa, por si las moscas...Yo así se lo estoy aconsejando a mis hijos y ya no digamos de los nietos donde pensar en cobrar una pensión futura será tan difícil, como conseguir un trabajo en el presente. O se cambia el actual sistema fiscal y se cambian los parámetros económicos y laborales o nos abocamos a tiempos inciertos con un futuro poco prometedor, donde cobrar una pensión será un privilegio y un lujo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario