jueves, 2 de noviembre de 2017

LA DEMOCRACIA SE TAMBALEA

UN PROCESO PENAL QUE HA DERIVADO EN PROCESO POLÍTICO

Respeto la decisión de la Juez Carmen Lamela, pero en mi opinión ha sido desproporcionada, por no decir una barbaridad. Yo estoy por la Unidad de España y en contra de la independencia de Cataluña, pero dicho esto, entiendo que se ha actuado en un contexto de proceso político y no penal. La mayoría de los juristas entienden que los hechos ocurridos no son constitutivos del delito de rebelión, tan solo de desobediencia civil. Es cierto que fue un atropello antidemocrático declarar la independencia de Catalunya de forma unilateral, y que se les haya cesado y disuelto el gobierno de la Generalitat es coherente, pero enviarlos a prisión provisional sin fianza me parece juzgar con escesiva severidad, porque ahora toda Europa entenderá que lo que debiera ser un proceso penal por infringir la legalidad, se ha transformado en un proceso político contra la generalitat, que está fuera de las reglas de la democracia, porque cuando a los políticos se les niega la libertad, se les reconoce implícitamente la legitimidad. En ningún país Europeo se hubiera juzgado tan severamente cuando se ha infringido la legalidad por ideas políticas, porque la democracia se habrá transformado en una herramienta para imponerse políticamente por la fuerza. La respuesta ha sido tan dura que sin parecerse a Turquía, se acerca peligrosamente. No se puede pasar de la invitación al diálogo a recibir una hostia en toda la cara, porque la reacción puede ser imprevisible. "Los políticos nunca pueden actuar como jueces, ni los jueces y fiscales como políticos". Sea lo que fuere nuestra democracia ha sufrido una herida, sino mortalmente, si de forma muy grave. Y mientras esto sucede olvidamos que este mes de Octubre el parao ha aumentado en casi 60.000 personasby que se sigue encareciendo la cesta de la compra mientras nuestros salarios y nuestras pensiones siguen congelados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario