sábado, 30 de diciembre de 2017

BALANCE DEL GOBIERNO DE RAJOY

A lo largo de estos cuatro años ha aumentado el crecimiento de la economía en España, pero también ha aumentado en millones el nº de ciudadanos que se han entrado en el umbral de la pobreza; hemos avanzado en progreso y ciencia, pero también hemos retrocedido 50 años en el estado de bienestar; han aumentado año tras año el número de imputados por corrupción, pero también la impunidad de los corruptos; ha aumentado el PIB, pero ha crecido la deuda y el déficit sigue subiendo; han aumentado en 450.000 el número de empleos, pero se han transformado mas de 2 millones en empleos precarios, con contratos basura y salarios de miseria; las empresas han obtenido un 37% mas de beneficio, pero los trabajadores tan solo han tenido un incremento de 0,61%; hay mas afiliaciones a la Seguridad social, pero se recauda menos por los bajos salarios, con lo que aumenta la deuda; sube la cesta de la compra y los precios de los productos básicos, pero los pensionistas y trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo; las eléctricas obtienen los mayores beneficios y sus socios se llevan bonos millonarios, pero sigue aumentando el precio de la luz, el gas y el agua, mientras se sigue cortando el suministro a las familias con pobreza energética; los beneficios de los bancos son escandalosos, incluso de los que se han rescatado, pero se siguen desahuciando miles de familias; la previsión es llegar a crear 20 millones de puestos de trabajo, pero a costa de que mas de 6 millones tengan condiciones similares a la esclavitud, pues seguirán siendo pobres a pesar de su trabajo; somos un país democrático y del primer mundo, pero se tambalean los pilares de los derechos y libertades; se han realizado decenas de propuestas para mejorar la sanidad y educación, pero ni una ley ha salido adelante; se ha reducido drásticamente el personal médico  y miles de estudiantes deben abandonar la universidad por elevado coste de las tasas; han surgido en época de crisis 45.000 nuevos millonarios durante los últimos cuatro años, pero han aumentado en 6 millones el numero de pobres, situando a media España a nivel tercermundista, mientras una élite privilegiada, la élite económica acumula el 80% de la riqueza del resto de los españoles, creando la sociedad con las mayores desigualdades de toda Europa. Este es el legado de Rajoy. Para llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario