viernes, 15 de diciembre de 2017

LA NATALIDAD, EN CAÍDA LIBRE

UN PROBLEMA QUE AGRAVA Y ACENTÚA LA CRISIS DEMOGRÁFICA Y ECONÓMICA

La demografía negativa no solo castiga a las zonas rurales, también en Europa y sobre todo en España donde el índice de natalidad ha descendido de forma alarmante, convirtiendo al continente europeo en el más envejecido del mundo, lo que generará en un plazo no muy largo un problema social y económico de envergadura. Y es que si no cambiamos el actual sistema, con posibilidades de futuro para los jóvenes y no tan jóvenes, y la incertidumbre y la precariedad en el empleo, hará que  estos se repriman a la hora de tener hijos, hasta que no tengan un futuro estable,  aspectoS que cada vez  retrasan más la edad de concebir hijos. Si a esto le añadimos el nuevo rol que tiene la mujer en España hoy día que prefiere trabajar (y está en su derecho) y dejar los hijos para más adelante, el problema se agrava aún más. Si al menos el estado (como ocurre en otros países) incentivará económicamente la natalidad, se podría disminuir un poco el problema. ¿Cómo quiere pagar el estado las pensiones futuras si no nacen niños? ¿Qué políticas de natalidad tiene este gobierno para incentivar el nacimiento de más bebés? ¿Como es tan cernícalo de no asumir que la precariedad, el paro y la poca confianza en su futuro laboral, están desmotivando a las parejas para tener hijos, sabiendo que no va a disponer de recursos económicos estables para mantenerlos, educarlos y darles un futuro digno? En un país donde los empresarios no te facilitan la maternidad, al contrario, el gobierno no legisla nada y sigue enrocado en su caparazón sin querer saber nada de lo que ocurre a su alrededor. Un panorama desolador. Como dije el otro día, demasiada dejación de funciones y demasiadas vacaciones las de nuestros diputados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario