miércoles, 13 de diciembre de 2017

LA PROSTITUCIÓN HA EXISTIDO SIEMPRE Y SEGUIRÁ EXISTIENDO

EL PUTERO NO DEJA DE SER UN CONSUMIDOR, QUE NADA TIENE QUE VER CON UN VIOLADOR O UN MALTRATADOR.

En relación con el artículo de este día pasado sobre "Puteros", debo decir que no es imparcial ni acertado y esta escrito mas con la vehemencia, que con la cabeza. Prostitución la ha habido siempre a lo largo de la historia de la humanidad, pero una cosa es la prostitución y otra la trata de mujeres para explotarlas sexualmente. Si los hombres consumen sus servicios es porque ellas, unas veces voluntariamente y otras arrastradas por circunstancias adversas tienen que vender su cuerpo o son obligadas a ofrecerlo contra su voluntad. Esas mujeres que trabajan contra su voluntad, efectivamente son maltratadas y violadas, pero no por quien consume sus servicios, sino por los proxenetas que las obligan y viven a costa de ellas explotándolas sexualmente, porque ganar dinero a costa de obligar a una mujer a prostituirse, no solo es ruin y miserable, es inhumano. Nunca un proxeneta será protector, ni amara a quien somete para su beneficio personal, tan solo es un parásito y un criminal. Mil veces peor que la prostitución, es la pedofilia y pederastia, que merece la condena unánime y total. Si hemos de atender a las verdaderas causas se la prostitución, achaquémoslo a un  sistema en el cual las mujeres se dejan atrapar como consecuencia de su miseria económica, de su falta de instrucción cultural, de su ausencia de formación profesional, de las carencias afectivas y educativas de su infancia y su adolescencia, y de los conflictos psicológicos y sexuales padecidos en su juventud, nunca porque existan "puteros". Por si no lo saben, la prostitución se ha incrementado un 35% desde el inicio de la crisis, donde el 66% es prostitución de lujo o alto standig. Lo que si es urgente y necesario es tomar medidas para luchar contra el tráfico de mujeres, contra el proxenetismo, legalizar su situación y protegerlas dentro de un marco legal, porque la prostitución ha existido siempre y seguirá existiendo. Es hora de abandonar prejuicios moralistas (sean por motivos religiosos o una forma de feminismo idealista) y hacer lo mejor para quienes ejercen el trabajo sexual protegiendo su integridad y su salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario