jueves, 14 de diciembre de 2017

PRIVILEGIOS DE CLASE

QUE INDIGNAN Y AVERGÜENZAN

Y nuestros diputados se van de vacaciones hasta Febrero, con un par, después de que la actividad parlamentaria haya sido prácticamente nula. En un país con un Reforma Laboral agresiva y punitiva, donde los trabajadores se resignan, aceptan y toleran salarios de 400 y 600 euros, la educación y la sanidad sufren deficiencias alarmantes, donde el poder en la sombra establece un sistema neoliberal de capitalismo salvaje, en el que anida la corrupción y la inmoralidad pública, millones de personas sufren pobreza energética, y pierden poder adquisitivo cada día, mientras banqueros y directivos de los oligopolios (luz, gas y agua) se reparten estas navidades bonos millonarios, al tiempo que se privatizan los servicios públicos, se desahucia a 185 familias mensualmente, y se venden las viviendas a fondos buitre, no es de recibo que nuestros políticos se vayan de vacaciones como como si estuvieran satisfechos del deber cumplido, porque esa actitud, cuando la mitad de los españoles no llega a fin de mes, y los trabajadores no salen de pobres aún teniendo trabajo, eso es llana y sencillamente, dejación de funciones ¿O es que acaso por el hecho de ser diputado le confiere privilegios especiales por encima del resto de los ciudadanos? A mi me da que el espíritu de lucha de esa oposición (que por cierto tiene mayoría en el parlamento) se ha rendido y aceptado como irremediable una situación calamitosa para millones de ciudadanos que se sienten desamparados por esos representantes a los que han votado, que son incapaces de cambiar el rumbo de una política tan injusta y desastrosa que permite que surjan 1500 nuevos millonarios al mes, mientras en el mismo periodo aumenta en 1 millón el nº de pobres. Váyanse de vacaciones sus señorías, y ojala su descanso este desvelado por la angustia de lo que han podido hacer y no han hecho, mientras media España sufre pobreza, penurias y hambre en temporada  invernal y en las tradicionales fiestas de invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario