lunes, 15 de enero de 2018

ALBERT RIVERA, " SER O NO SER "

Me cae bien Albert Rivera, pero su incoherencia le delata. Por un lado ataca duramente a la corrupción y a los corruptos, pero por otro, apoya para que siga gobernando el partido que mas corruptos tiene en la historia de la democracia. Ahora que el PP está en sus horas mas bajas (todas las encuestas apuntan a que Ciudadanos será el "sorpasso", sería el momento para que el PP hiciera acto de contrición, reconociera sus errores y corrigiera el rumbo. Su inmovilismo, su apoyo a la Banca y al Ibex35, con un nivel de corrupción que alarma hasta la misma Europa, así como el desmantelamiento del estado del bienestar, le están haciendo caer en barrena en las encuestas de intención de voto. La reprobación de muchos de sus ministros, sin que Mariano tenga la valentía de cesarlos, ha supuesto una desastrosa imagen para el ejecutivo, que prefiere mantener a sus amigos a su lado antes que dejarlos en la estacada, por miedo a que le arrastren en su caída. Rajoy se ha apoyado en el voto rural, que tal vez por desinformación le han votado siempre en masa aunque sea en las zonas más empobrecidas como Castilla León, pero hoy día con la información de los medios y las redes sociales, no puede esconder ya sus errores políticos. Porque es normal que en las aldeas o pequeños pueblos se vote al Alcalde aunque sea del PP, si ha mejorado la vida de sus conciudadanos, pero votar al PP a nivel nacional como se hacía antes si el Alcalde era del PP, ya no ocurrira, porque el ciudadano aunque no tenga formación política, cada vez es mas consciente, y responsable de a quién apoya con su voto. Albert Rivera tendrá ahora la responsabilidad de seguir apoyando a un gobierno en la cuerda floja que se ahoga en la corrupción, o tomar la decisión de erigirse como la nueva antorcha que guíe el país y sustituir a Mariano Rajoy, mediante una moción de censura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario