domingo, 28 de enero de 2018

DEMOCRACIA, LA GRAN FARSA

Admitámoslo, los sistemas democráticos modernos constituyen la gran mentira de la sociedad actual. El sistema por el cual los ciudadanos eligen a sus representantes para que éstos defiendan sus intereses se ha demostrado fallido, a tenor de la baja implicación del ciudadano medio en la vida política, y a la falta de información de los entresijos de la misma que nos llega a través de los medios comunicación, que la mayoría de las veces, solo nos dan las noticias superficiales. La democracia ha pasado de ser el gobierno del pueblo, para convertirse en una oligarquía camuflada que contenta al ciudadano los meses antes de las elecciones para defraudarles durante los cuatro años siguientes. Hoy día nuestra democracia es una farsa donde el verdadero poder reside en el poder económico que manipula, vende, trafica, corrompe y envilece a  aquellos que debieran estar al servicio de los ciudadanos que los han elegido, lo que lleva al inminente fracaso de una sociedad justa. Por desgracia la democracia actual lleva implícito un sistema neoliberal de capitalismo imperante y creciente que a veces dependiendo del gobierno en el poder, se vuelve salvaje, como el actual; un capitalismo donde anida la corrupción y la impunidad y donde el poderoso establece el status social muy parecido al feudal: señores y siervos, nobles y vasallos, patrones y obreros explotados, señoritos y criadas, haciendo que nuestras instituciones sean solo herramientas que el poderoso utiliza para legitimar sus desfalcos, sus abusos y atropellos. Bien es cierto que todos los males de la democracia pueden corregirse con mas democracia, mas transparencia, mas participación ciudadana. Pero por desgracia parece que gran parte de los ciudadanos de este país no están preparados, no son maduros, para transformar esta democracia, en otra mas limpias, mas transparente, mas justa, porque en opinión de políticos europeos, que en España se siga votando por mayoría al partido mas corrupto de Europa, al que mas ha empobrecido al país, al que mas desigualdad ha creado, al que ha desmantelado el estado del bienestar y empobrecido a pensionistas y trabajadores año tras año, dice muy poco bueno de la inteligencia y madurez política de los españoles a la hora de votar a sus representantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario