lunes, 8 de enero de 2018

EL CAOS DE LA AP6, EXIGE RESPONSABILIDADES Y DIMISIONES

El caos sufrido en la AP6 y otras carreteras no se puede volver a repetir. Cerca de 4000 vehículos quedaron atrapados en la carretera con peligro para la salud y la vida de unas 20.000 personas en condiciones infrahumanas, hecho que no puede quedar impune. Los relatos de los que sufrieron este caos son escalofriantes y que revelan el sufrimiento que padecieron muchos de ellos durante mas de 15 horas y, lo peor que fueron abandonados a su suerte, con temperaturas bajo cero, apenas sin información alguna, hasta que llegó la Unidad Militar de Emergencias, que hoy merecen una mención especial. Los organismos competentes deberán asumir responsabilidades y también dimisiones. No se puede poner en peligro la vida de millares de personas por improvisación, negligencia, tibieza, desidia e irresponsabilidad. Gracias a Zapatero que creo la UME, a la Guardia Civil de Tráfico y Cruz Roja, pudo  paliarse lo que pudo ser una catástrofe humanitaria. La solidaridad de las poblaciones cercanas también ayudó a disminuir el caos, pero esa responsabilidad era de organismos como la concesionaria de Iberpistas, Fomento, y del Director general de tráfico. Repito, de ninguna manera puede volver a repetirse lo ocurrido y por descontado que deben asumirse responsabilidades y dimisiones. En cualquier otro país ya se hubieran producido. De nada servirá una comisión de investigación, si no hay consecuencias administrativas y o penales para los responsables del caos que puso en peligro la vida de miles de ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario