miércoles, 3 de enero de 2018

PANORAMA DESOLADOR PARA EL 2018

El panorama socioeconómico para el 2018, se presenta como el anterior: cojonudo para la élite económica del país y pésimo para la gran mayoría de ciudadanos. Es una vergüenza que mientras que el IPC sube un 2,6%, las pensiones tengan una subida de 0,25% y mientras las empresas del IBEX obtienen ganancias de hasta un 77% y sus directivos tienen subida desde un 35%, los salarios suban un 0,61%. Para hacerlo más difícil sube la cesta de la compra, las gasolinas, los peajes, el recibo de la luz, el gas y el agua, mientras los bancos siguen desahuciando a familias que dejan en el más completo desamparo y se sigue creando empleo a base de contratos basura o de temporada, por salarios de miseria, que roban la dignidad de los trabajadores al convertir sus empleos en precarios y temporales que no les sacan de la pobreza y les impiden hacer proyectos de futuro. Y aunque hay pequeñas ayudas "deducciones en el IRPF" para familias por nacimiento de hijos y para jóvenes en alquiler, estamos a años luz de las ayudas en que se dan en el resto de los países europeos mas avanzados. Seguimos teniendo el segundo peor SMI de toda Europa a pesar de la raquítica subida. Sigue aumentando el número de españoles que integran la gran masa de pobres en este cainita país, donde las desigualdades no solo son escandalosas sino obscenas, algo que hasta el mismo Papa ya ha condenado. El nº de familias con pobreza energética a los que se le corta el suministro de gas o luz sigue en aumento. Ha surgido un rebrote de los fascismos y las ideologías radicales, exacerbando los odios y rencores entre clases sociales, entre ricos y pobres, explotadores y explotados y nada parece que vaya a mejorar, desde el momento en que, quien gobierna, no lo hace para el conjunto de la sociedad, sino para una elite privilegiada, la misma a la que apoya y beneficia manteniendo una política neoliberal de capitalismo salvaje. La sanidad y la educación siguen perdiendo calidad y el déficit de la seguridad social sigue aumentando. La economía española ha crecido en un 3,6% pero cada día hay mas trabajadores en el umbral de la pobreza. Vuelven los caciques, los señores y los siervos, amos y esclavos, nobles y vasallos, señoritos y criadas y las tiendas de almohadillas vuelven a generar beneficios. Poco halagüeño este 2018, si no se regenera el sistema, se cambia la política y los políticos. Las urnas nos dan esa oportunidad. ¿Lo haremos? mucho me temo que no. "Spain is different", por desgracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario