martes, 2 de enero de 2018

PODEMOS, "SER O NO SER"

LAS PUGNAS DE PODER DE "PODEMOS", APAGAN EL ENTUSIASMO DE SUS MILITANTES

Comenzamos el año, con perspectivas decepcionantes en el ámbito político. Las pugnas de poder de la formación "Podemos", agota la paciencia y el entusiasmo de sus  votantes y militantes. La formación "Podemos", estandarte del pueblo llano y humilde, se está derrumbando de forma estrepitosa. Aquellos que representaron la ilusión y la esperanza de millones de personas de cambiar las cosas, resulta que  andan un día si y otro también liados en trifulcas, que no son otra cosa, que una pugna de poder, que ni los planteamientos ideológicos logran disimular. Es una pena, porque las emergencias sociales y las necesidades que sufren los ciudadanos, debieran ser lo primero a discutir en los debates de cualquier formación política que se precie de servir  al ciudadano. El problema por desgracia es muy simple, ya que toda intención de debatir se transforma en una cuestión de poder sin escrúpulos, demostrando poca altura de miras e ideología de regeneración y transformación de la sociedad. Si antes odiábamos a Susana Díaz por lo de maquiavélica y conspiradora, ahora tenemos que lamentar que la cúpula de Podemos se debata entre el cuchicheo y susurro, calentando bajas pasiones y encendiendo las aspiraciones de los oportunistas y los trepas. El nivel de acritud del debate en Podemos en los últimos meses,  ha superado los parámetros que suelen ser habituales en las crisis de los partidos, de tal forma que la esencia del problema ha hecho envejecer en poco tiempo a un partido que presumía de joven y renovador. Flaco favor están haciendo a los militantes y a las aspiraciones de los que en ellos confiaron dándoles el voto. Si no cambian sus planteamientos, la derecha de este país gobernará un década sin problema alguno, para desesperación de los 15 millones de pobres que no llegan a fin de mes en este sufrido país. Cuando en un partido se lucha por el caudillismo se pierde de vista la ideología y en consecuencia las metas a las que se aspiraban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario