lunes, 5 de febrero de 2018

UN SISTEMA DESIGUAL Y PROFUNDAMENTE ANTIDEMOCRÁTICO.

Bueno amigos comienza una semanita nueva, pero la peor del invierno (mucha nieve y más frío), así que cuidadito con las carreteras. En el panorama nacional  sin embargo se presenta calentito. Por un lado se va diluyendo el circo catalán (el procés siempre fue una payasada y un montaje con el que tapar la corrupción), aunque todavía dará que hablar cubriendo los espacios televisivos para ganar cuotas de audiencia, hecho que le viene de perlas a Rajoy para que no se hable de otra cosa, sobre todo de la corrupción, de la financiación ilegal de su partido, de la Gurtel, de la Punica, de Lezo, de Acuamed, de los discos duros destruidos a martillazos,  de la pobreza emergente, de su desastrosa política laboral, de su sospechosa política fiscal, de la mísera subida de pensiones y de los bajos salarios que mantienen en la pobreza a los nuevos trabajadores, del desmantelamiento del estado del bienestar y de esas políticas neoliberales de capitalismo salvaje que están convirtiendo a España en un país bananero donde los caciques, terratenientes, empresarios y banqueros vuelven a imponer ese modelo social que convierte a los trabajadores en parias, creando las mayores desigualdades sociales y económicas y condena a millones de familias a sufrir necesidades y penurias, mientras "esa" élite privilegiada, nada en la abundancia y acumula el 85% de la riqueza nacional. En fin que todo sigue igual, y seguirá mientras los españoles votemos a los que nos gobiernan con este sistema neoliberal, profundamente antidemocrático, injusto, caduco, corrupto y nocivo, ese sistema que todo lo emponzoña y lo corrompe donde la ley que impera, es la de la selva  y cuyo único dios es el "Dinero". Pues con este panorama, ánimo y buena semana. Un día las cosas empezarán a cambiar, que nada dura eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario