miércoles, 21 de febrero de 2018

UN PAÍS A LA DERIVA

 Esta legislatura va camino de ser una la mas improductiva de todas. Algo debe tener muy ocupados a este Gobierno, que ni gobierna, ni presenta proyectos, ni desarrollan un rumbo para el país que tenga visos de mejorar el nivel de vida de los españoles y lo malo es que tampoco dejan que nadie lo haga. Solo se limitan a vetar los proyectos y proposiciones de ley que pierden en la cámara o bloqueándolos en la mesa. Hasta tal punto es inactiva la legislatura, que del gobierno, se oye hablar más en sedes judiciales que en sede parlamentaria. Cualquier formación tiene ya un proyecto para reformar las políticas de pensiones, para garantizar que los jóvenes tengan un futuro y que no se vean abocados a vivir de sus padres o abuelos, un modelo de presupuestos o de financiación autonómica, o para paliar los negativos efectos de la precariedad laboral y los bajos salarios, o para mejorar la sanidad  y la educación, pero por desgracia no tenemos nada de eso, porque este gobierno solo gobierna para mantenerse en el poder. Cuando un gobierno presenta mas recursos ante los tribunales que proyectos de ley, es evidente que los tiros van por otro lado. Lo que debieran plantearse todas las formaciones de la oposición es que si este gobierno no tiene proyectos para este país, y no quieren hacer nada por mejorar la vida de su ciudadanos, no tiene sentido que sigan gobernando y actuar en consecuencia uniendo fuerzas. Desde esta perspectiva nos preguntamos ¿para que gobiernan? A mi me da la impresión de lo que quiere este gobierno es ganar tiempo para que las innumerables causas judiciales que tienen abiertas, no caigan en tromba sobre el mismo cuando no tengan el poder. Si esto es así, este gobierno será el responsable del mayor estancamiento social y económico de los españoles, el mayor freno al progreso y a la mejora del habitad social que ha sufrido el país desde el inicio de la democracia, cuyos socios "Ciudadanos" son corresponsables de tal desatre con su apoyo al Gobierno del Sr. Rajoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario