jueves, 8 de marzo de 2018

POR LA IGUALDAD DE DERECHOS DE LA MUJER

Millones de mujeres en el mundo están siendo en este momento esclavizadas, maltratadas, y explotadas sexualmente, sin acceso a la educación ni a un trabajo digno. La situación de pobreza y vulnerabilidad en que se encuentra la mayoría de las mujeres en el mundo es intolerable en una sociedad donde impera el machismo y la desigualdad entre hombres y mujeres en cuanto a salarios, derechos y oportunidades, es abrumadora. La mujer está expuesta desde su nacimiento a mayor exclusión y a mayores niveles de pobreza. En España la brecha salarial alcanza al 83% de las mujeres. Pero si extrapolamos el contexto, comprobamos que  a lo largo de la historia la mujer ha sido esclavizada, sometida, maltratada y pisoteada, por la prepotencia de individuos, colectivos, instituciones y gobiernos. La Iglesia las consideró siempre como seres inferiores que debían estar exclusivamente destinadas a servir  y satisfacer al hombre y a parir hijos, incluso en en el concilio de Trento se llegó a discutir si las mujeres tendrían alma.  Y así a lo largo del tiempo se limitó su acceso a la educación y a su formación, a gestionar bienes y riquezas, a desarrollar sus investigaciones (salvo raras excepciones), a la igualdad en el trabajo y el salario con el del hombre, y a su representación política. Hoy día sabemos que la mujer tiene más fortaleza que el hombre, es más intuitiva e inteligente y tiene más aptitudes para triunfar que un hombre, pero el machismo imperante siempre le puso barreras y sigue poniéndoselas. Por eso yo estoy con las mujeres en su reivindicación por la igualdad de derechos y oportunidades. Creo que se lo merecen, pues no en vano han sido el motor que ha movido el mundo, son las creadoras de vida, son el sostén y el consuelo de muchos hombres hundidos y afligidos, son nuestras madres, nuestras hermanas, nuestras hijas.Y sin embargo las cifras de violencia machista en el mundo son escalofriantes. Solo en España en los últimos 12 años han sido asesinadas 1003 mujeres entre ellas 23 niños y niñas. Las brechas de género existentes tanto en el trabajo, la educación o la salud y muchos otros ámbitos, la violencia de género, el maltrato, y la discriminación, son motivos más que suficientes para que la mujer se plante y diga "basta". Por eso el día 8 yo estaré y apoyaré a las mujeres porque se lo merecen y es de justicia.

* Las declaraciones machistas e irrespetuosas de ayer contra las mujeres por parte del Obispo de San Sebastián Sr. Munilla diciendo que llevan el demonio en el cuerpo, son indignantes e impropias de alguien que representa el principio de caridad cristiana. Este es un ejemplo mas del sentir de la Iglesia a lo largo de la historia sobre las mujeres en un intento mas de vejarlas, someterlas, despreciarlas e imponerlas aquellas represiva doctrina del nacional catolicismo franquista, situándose con sus opiniones en contra de los avances de la civilización, los derechos humanos, la dignidad de las mujeres,  la modernidad,  la secularización de la sociedad, e incluso de la libertad y la democracia. Nunca la Iglesia hizo algo bueno por las mujeres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario