lunes, 4 de junio de 2018

CONTRATOS ESTABLES, SALARIOS DIGNOS

CONTRATOS, SALARIOS Y PENSIONES: ASIGNATURAS PENDIENTES PARA EL GOBIERNO DEL SR. SÁNCHEZ

        Actualmente en España rige una reforma laboral agresiva y denigrante, que ha convertido a los trabajadores en parias con contratos basura y salarios de miseria, algo que dice muy poco de la dignidad, humanidad y solidaridad del mundo empresarial. No se puede seguir creando puestos de trabajo cuya precariedad es desesperante y cuyo salario no te saca de la pobreza, porque eso no es empleo, eso es caridad, cuando no semiesclavitud. Es hora de empezar a cambiar las cosas.  Mas de 3.600.000 trabajadores tienen un salario mensual de menos de 360 euros; 6 millones con salarios de 640 euros y 350.000 becarios en practicas que no cobran un solo euro, ni siquiera le pagan el abono transporte. Un 23,6% de la población está en riesgo de pobreza y exclusión social, con un SMI, que es el el mas bajo de la Unión Europea, (ocupa el noveno puesto), y mientras los salarios de los trabajadores han descendido en un 2,7%,  el de los ejecutivos se han disparado hasta un 60% de subida. Esto ha hecho que las desigualdades aumenten de forma escandalosa y así, mientras los trabajadores que acceden al mercado de trabajo, no salen de la pobreza, 6000 nuevos millonarios surgen cada año, gracias a la sobreexplotación de los nuevos trabajadores, que soportan la nefasta Reforma laboral del Gobierno del Sr. Rajoy. No es tan complicado fijar un salario mínimo. Los políticos dicen que no quieren hacerlo porque seria motivo de despido en algún sector. Es tan sencillo como obligar a estos sectores, que dicho sea de paso, son muy pocos, a tener un convenio colectivo y fijar el SMI, y de paso salvar de  la precariedad a "esos sectores vulnerables". Lo que no se puede hacer, es seguir teniendo esos salarios de miseria, que ni aportan a las rentas del Estado, ni sacan de la pobreza y miseria a tantas millones de familias. Hay que recordar que en 1.472.000 hogares no entra sueldo ni subsidio alguno, lo que convierte a esta sociedad en algo muy vulnerable, donde solo gracias a la solidaridad de las ONG y comedores sociales, muchas familias pueden ir sobreviviendo. Tenemos un nuevo Gobierno y confiamos en que se revierta esta situación injusta, antisocial y humillante para millones de trabajadores que no llegan a fin de mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario