lunes, 16 de julio de 2018

EL PP CAE EN PICADO Y ENTRA EN BARRENA

La degradación del Partido Popular con una corrupción que les corroe hasta la médula, su enfrentamiento entre bandos, en una enconada lucha, llena de puñaladas traperas y guerra sucia en sus primarias para lograr el poder y la poltrona, hacen presumible que el futuro del PP sea el de la extinta y desaparecida UCD. Las 15 causas pendientes en tramas de corrupción donde hay más de 600 encausados "investigados" y o "imputados", le auguran un futuro desalentador, por no decir un calvario continuo y cuando se inicie la investigación en los ayuntamientos sobre las mordidas a cambio de obra pública, va a ser la gota que colme el vaso, y gane quien gane estas primarias, la guerra civil está asegurada entre las distintas facciones de poder. Si Soraya encarna la continuación de las desastrosas políticas de Rajoy, Casado hereda las de Aznar y su vuelta de tuerca a los postulados de la derecha cercanas a VOX y Ciudadanos, algo que enfrentará a los militantes, simpatizantes y órganos de poder en el partido, y que al final harán más débil y frágil un partido del que no se sabe cuántos militantes tiene, con qué apoyo electoral cuentan y que ya navega sin control. Lo que si está claro es que el Partido está averiado y en pérdida constante, donde los mismos dirigentes llevan tiempo dando vueltas sobre sí mismos, cayendo en barrena. Con estas primarias donde se opta por la continuidad con las políticas de Rajoy y asumidas por Soraya o el cambio que representa Casado, la confrontación está asegurada. La influencia de los caciques como Arenas, Celia Villalobos, etc, apoyando a Soraya le van a hacer un flaco favor, porque las nuevas generaciones quieren un PP que represente el cambio y para ellos el cambio es Pablo Casado al que apoyan abiertamente varios dirigentes del partido entre ellos "la Cospedal". Sea como fuere, la guerra civil en el partido está asegurada y con esta actitud, no ganará nadie, al contrario, perderán todos, para regocijo de los demás partidos. En cualquier caso, gane quien gane las primarias, viniendo del PP, será un completo desastre para los derechos y libertades de los ciudadanos, y para las políticas económicas y sociales de la gran mayoría de los españoles, si de nuevo vuelven a gobernar .    

No hay comentarios:

Publicar un comentario