domingo, 22 de julio de 2018

LA QUE SE AVECINA

El discurso de Pablo Casado como nuevo Presidente del Partido Popular ha estado lleno de guiños a la extrema derecha, la oligarquía financiera y los residuos rancios de la Iglesia. Todo su discurso ha estado basado en una ideología retrógrada, lleno de fanatismo y con postulados muy cercanos a la falange, que asume los planteamientos de VOX y Ciudadanos, (los que heredan y representan a ese franquismo que se resiste a morir y los otros bajo  la cobertura del IBEX35). Pablo Casado de nuevo promueve la España de las banderas y balcones, representando las tesis mas radicales de la derechota rancia de este país.Su programa político encoge los corazones de aquellos que aspiran a vivir en un país de derechos y libertades, en un país solidario, donde la justicia sea igual para todos, en un país de políticos honrados, de pensiones dignas y salarios decentes, de igualdad de oportunidades, un país donde se garantice el derecho a la vivienda, al trabajo y la educación, y donde nuestros representantes estén libres de sospechas en su servicio al pueblo. Pero su discurso ha arrojado un jarro de agua fría sobre la mayoría de los españoles, pues sus primeras palabras han sido: Queremos que vuelva el PP de siempre , el que gana elecciones. Y nosotros nos preguntamos ¿El PP de siempre, el que está ahogado de corrupción, el que ha saqueado las arcas públicas, el que se ha financiado ilegalmente, el que tiene 1200 encausados "imputados", por casos de corrupción, el que apoya a la élite económica del país y exige recortes y salarios de miseria al pueblo humilde, honesto y trabajador?. Mal, muy mal vamos por este camino, más áun cuando su ideología retrógrada está en contra de la eutanasia, en contra del aborto y pretende llevar de nuevo la religión a las escuelas y colegios como asignatura obligatoria, eliminando la de educación para la ciudadanía. Sr. Casado usted no defiende la vida cuando está contra la eutanasia, usted defiende un final de vida llena de sufrimiento y dolor, y no defiende la vida cuando está contra el aborto, lo que hace es condenar a las mujeres mas pobres y humildes de la sociedad a abortar en clínicas ilegales, inseguras, mientras las niñas de papa, seguirán yendo a las elegantes y caras clínicas de Londres, y con la imposición de la religión usted pretende que nuestros hijos desde su más tierna infancia están abducidos por la falacia de una gran mentira como es la religión, y no tengan la capacidad de discernir entre lo real y falso. En definitiva, el programa de Pablo Casado está imbuido de una ideología que nace de las entrañas del movimiento nacional que representa al franquismo duro y puro, una ideología que está contra la memoria histórica, que recorta derechos y libertades, contra los derechos de los trabajadores, contra el estado del bienestar, contra la sanidad universal y a favor de esa élite económica del país, que explota y trata a los trabajadores como parias, que recorta salarios y pensiones, que ha hecho de la universidad un sitio donde solo pueden acceder los niños y niñas ricas y una sociedad donde predomina la ley del más fuerte económicamente. Este es el regalito al que han votado los compromisarios para que dirija los destinos de España. Que el cielo nos proteja.

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario