lunes, 15 de octubre de 2018

LA DERECHA ESTANCADA EN LA ÉPOCA FEUDAL

 "Joder, no es de recibo que en este país, si uno quiere salarios dignos para los trabajadores, contratos mas estables, que si uno quiere, ayudas a la dependencia, erradicar la pobreza infantil y la hambruna, ofrecer opciones de habitabilidad a los que son desahuciados, mejorar la sanidad o la educación, para que puedan estudiar tanto los ricos como los pobres, que si uno quiere unas pensiones dignas que alejen de la miseria y la pobreza energética a los ciudadanos, que si te decantas por mantener el estado de bienestar o erradicar la pobreza severa, te llamen populista, podemita, radical o extremista. ¿Desde cuando colaborar y ayudar a los pobres, a los mas necesitados, recobrar derechos y libertades, se convierte en un comportamiento radical, extremista o revolucionario?. Se supone que nuestros políticos acceden al poder, elegidos por el pueblo en unas elecciones, donde deben procurar realizar una función cuyo fin sea la de mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos por igual, independiente de su poder adquisitivo, su riqueza o pobreza o su estatus social." Ahora que llegan unos presupuestos que suponen la mejora de las condiciones de vida de los mas necesitados, la derecha pone el grito en el cielo, diciendo que va a ser la ruina de España. Que estamos en una democracia, no en la época medieval, aunque algunos quieran que siga existiendo el status de nobles y vasallos, señores y siervos, amos y esclavos, caciques y parias, señoritos y criadas. Parece que la derecha en España no acaba de salir de la mentalidad del hombre de las cavernas y prefiere seguir con los privilegios de la época feudal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario