sábado, 20 de octubre de 2018

LA JUSTICIA EN ENTREDICHO

Cuando todo parecía atado y bien atado, el Supremo en menos de 24 horas rectifica y ahora anuncia que estudiará si aplica o no  su decisión sobre el impuesto a las hipotecas que obligaba a los bancos a pagar en impuesto sobre actos jurídicos e hipotecarios. Esta rectificación sume en la incertidumbre a decenas de miles de afectados por la hipoteca, lo que ha supuesto un fiasco incomprensible y un escándalo para los miles de afectados que no acaban de comprender que un órgano como el Tribunal Supremo recule ante su propia sentencia. ¿Que ha ocurrido? Es sabido que los bancos están que trinan ya que la sentencia del supremo significaría una repercusión económica que supondría una pérdida conjunta de unos 6.000 millones de euros y todos sabemos que los poderes del estado suelen estar supeditados al poder económico. La decisión de que el Pleno aclare que doctrina se puede aplicar es del todo inusual y la primera vez que sucede que un tribunal se corrige a si mismo. Nadie duda de que la sentencia supuso un varapalo para las entidades bancarias, por lo que muchos sospechan que el cambio de decisión del Supremo se deba a presiones de estas entidades, a las que ya han calificado de prácticas mafiosas. Si el Tribunal cede dejará en una posición muy complicada a los jueces que firmaron el fallo, lo que supondrá una pérdida de credibilidad como nunca ha sufrido, donde a partir de ahora cualquier sentencia de este organismo quedará en entredicho. Nos abocamos a una situación en la que si perdemos la confianza en la Justicia, la Ley perderá el respeto. Ojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario