lunes, 12 de noviembre de 2018

EL ESCÁNDALO CONTINUA

De nuevo cuando aún no hemos salido del escándalo de las hipotecas originado por el Supremo, los partidos políticos nos vuelven a sonrojar de vergüenza con sus apaños para elegir a los miembros del CGPJ, convirtiendo a la cúpula de la judicatura en un organismo politizado hasta la médula, algo que le privará de imparcialidad. Y a pesar de que Europa ya nos sancionó advirtiendonos de que  los vocales son los que deben elegir al presidente del  CGPJ y no los políticos, nos encontramos con la paradoja de que conocemos antes al Presidente que a los vocales, algo que hace que de nuevo el poder político vuelven a implicarse en una fase del proceso de selección para vergüenza de la democracia y el estado de derecho, ya que convierten a un tribunal en un organismo sujeto a las influencias políticas y partidistas. La regeneración de la democracia pasa por la independencia absoluta del Poder Judicial, de lo contrario la Justicia se pervierte y con ella la Ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario