martes, 27 de noviembre de 2018

EL VENENO DE LA RELIGIÓN

Los cerebros infectados con el veneno de la religión, por la reciente creada Iglesia cristiana en el siglo IV de nuestra historia, no dudaron en castigar con pena de muerte a todos aquellos que hacían cualquier oposición a su credo, a sus falsos dogmas, y al montaje de su imperio eclesiástico, persiguiendo y dando muerte a todos aquellos que no comulgaban con sus creencias, entre ellas que la tierra era plana y el centro del  universo. Esto ocurrió en el año 382 después de Jesús el Nazareno, aquel que predicaba en favor de los pobres, de la justicia social, de la igualdad, de la misericordia y la fraternidad. La iglesia que se creó nada tenía que ver con lo que el Nazareno predicaba. Pero hubo muchas mas atrocidades donde la iglesia se ha impuesto mediante la fuerza, la tortura, la hoguera y el asesinato. Así entre otros atropellos exterminó a la orden de los Albigenses, a la de los Cátaros, a la de los Templarios, cometió genocidios en Sudamérica y se ha aliado siempre con los reyes absolutistas y con los dictadores mas crueles (vs. Franco, Hitler, Mussolini, etc.,), ha provocado guerras y persecuciones, y utilizó a la organización mas cruel que ha existido" la diabólica Inquisición" como azote de herejes (no creyentes), todo en nombre de un Dios y una religión, que lejos de respetar al ser humano, su libertad y su libre albedrío, ha logrado que cada paso que avanzaba la sociedad en derechos, libertades y bienestar, la Iglesia le haya hecho retroceder 2, y le impuso por la fuerza los dogmas que falsamente mediante la falacia de la fe, asentaban creencias que nunca han tenido base ni fundamento alguno. Y todo eso en nombre de un Dios que "nos ama".

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario