viernes, 9 de noviembre de 2018

LA CRISIS QUE NO ESCAMPA PARA LA CLASE HUMILDE

Gran parte de la ciudadanía sigue pagando las consecuencias de aquella crisis que llevó al umbral de la pobreza a más de 15 millones de españoles, y aunque desde entonces la economía del país, así como el beneficio de empresas y banqueros sigue creciendo año tras año, esta sigue sin repercutir en las clases mas humildes, en los trabajadores y pensionistas que ven como cada año surgen decenas de nuevos millonarios mientras ellos siguen perdiendo poder adquisitivo y los beneficios de tal mejora económica no llega a sus bolsillos. Y así nos encontramos que se sigue desahuciando a cientos de familias cada mes, los salarios y pensiones de los españoles apenas han aumentado, mientras que sube la cesta de la compra y aumenta sin freno el precio de los alquileres. Un país donde a pesar del crecimiento económico más de 1.700.000 niños sufren pobreza severa y en muchos casos hambruna, donde  más de 2 millones de personas tienen que saciar su hambre en comedores sociales. El 90% de los nuevos contratos laborales son precarios y mal pagados. Siguen subiendo las tasas universitarias que obligan a muchos estudiantes a abandonar sus estudios y los que logran seguir y licenciarse se encuentran con el vacío y sin expectativa alguna de integrarse laboralmente en la actividad para la que se han preparado, teniendo que integrarse en el sector servicios o abandonar su casa y su país y probar en el extranjero alguna oferta de trabajo digna y aceptable económicamente. España sigue siendo uno de los países con la jornada laboral más extensa y con una de las medias salariales más bajas, donde los nuevos trabajadores, con empleos de temporada, tienen salarios que no les permite salir de la pobreza. Está claro que el gobierno de Sánchez hace lo posible y lo que le dejan por paliar un poco la situación de los que más lo necesitan, pero es necesario acometer con urgencia medidas sociales  en materia de economía y empleo que mejoren las condiciones de vida de los más necesitados, de los más desfavorecidos, porque la jodida crisis originada por la mala gestión de gobernantes y la ambición de los banqueros, no ha escampado para los más humildes y pobres de nuestra sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario