jueves, 6 de diciembre de 2018

UNA CONSTITUCIÓN NINGUNEADA

El 6 de Diciembre de 1978 el pueblo español aprobó en referéndum la Constitución por la que los hombres y mujeres de un país que habían padecido una guerra y una dictadura se reconocían ciudadanos libres e iguales en un Estado social y democrático de derecho, un sistema político de tolerancia y libertad, donde los ciudadanos ya no estaban abandonados a su suerte, sino protegidos por la Ley y la Justicia que emanaba de un estado democrático. Pero es bien cierto que la Constitución que nos otorgaba deberes, pero también derechos y libertades, no se cumple ni en su espíritu ni en su letra y es necesario revisarla y adaptarla a los tiempos actuales que exigen una mirada mas amplia de su contenido.
A pesar de ello España está atravesando por una época difícil donde muchos de nuestros derechos y libertades recogidos en esa Constitución están siendo ninguneados. Cuando en su articulado se dice  "los españoles tendrán derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción", esta claro que se ha devaluado este derecho. Cuando se dice: Se reconoce el derecho al trabajo y a una remuneración suficiente para mantener a su familia, esta claro que no se cumple, cuando tenemos casi 4 millones de desempleados. Cuando se dice que: Se reconoce el derecho a la vivienda de todos los españoles, cuando se desahucia a 200 familias diarias, parece una contradicción, o cuando se dice: Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia, cuando mas de 6 millones de familias viven en la pobreza severa, parece que la Constitución solo es un papel, sin valor alguno. Cuando se dice: Todos los españoles tendrán derecho a la educación en condiciones de igualdad y acceso, cuando miles de universitarios están abandonando las aulas por el altísimo coste de las tasas, la Constitución se convierte en papel mojado.

Nuestra Constitución es el mayor avance social y político de un Estado democrático de derecho pero se convierte en papel mojado si no se hace cumplir en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario