viernes, 1 de febrero de 2019

EL COLAPSO DE LA DEMOCRACIA

DE CÓMO SE GESTÓ EL FRACASO DE UNA SOCIEDAD
La continua desintegración del tejido social debido sobre todo a las desigualdades que provocan la brecha entre el pueblo humilde y la casta de los privilegiados, y un orden político basado en el neoliberalismo de capitalismo salvaje, está generando de forma solapada el colapso de la democracia.
La globalización tradicional y el sistema económico que la sustenta, ha arrebatado el control de la vida de los ciudadanos, condicionados y manipulados por la dependencia laboral que les somete al patrón, al cacique o al señorito, que ha recuperado sus status medieval, gracias al poder que acumula la élite económica mundial, que es quien mueve las políticas y políticos de turno.
 Esta globalización se traduce en un sistema que prioriza el orden global neoliberal en detrimento de los intereses de los ciudadanos, dando mas importancia a la economía que a las personas. Esto evidentemente viola las reglas de la democracia económica, ninguneando a los poderes del Estado que en una democracia real reside en el pueblo, lo que crea una disfunción en el sistema que se pervierte y corrompe.
En este sentido nuestra democracia ha perdido su esencia y espíritu, para transformarse en una farsa, que es utilizada por el poder económico para cometer y legitimar toda case de abusos, chantajes y atropellos, lo que lleva al colapso de la democracia y la consolidación de la Plutocracia dirigida por la dictadura que impone la oligarquía económica mundial.
La élite económica sostiene y defiende el beneficio privado en detrimento del bienestar público, impidiendo la prosperidad en el bienestar social de los ciudadanos. No es de recibo que un 11% de la población mundial posea el 80% de la riqueza mundial, cuando en la misma Europa la pobreza infantil alcanza a los 7 millones de niños que sufre hambruna, para vergüenza de la humanidad.. España sufre la mayor desigualdad de toda Europa, desigualdad que se gestó durante la última crisis y no se ha logrado controlar después. Ni la creación de empleo, ni la protección social (que cada día disminuye) han logrado la reducción de la pobreza que en España ya alcanza los 18 millones de personas, por una pésima redistribución de los ingresos y beneficios del capital. 
Cuando en una sociedad la pobreza de los padres es heredada por los hijos, sin solución de mejorar, haciendo imposible la integración social y la imposibilidad de disfrutar de los derechos y oportunidades de l los que disfrutan los privilegiados, podemos decir sin lugar a dudas que nuestra sociedad ha fracasado y nuestra democracia ha colapsado

No hay comentarios:

Publicar un comentario