domingo, 3 de marzo de 2019

CUANDO LOS POLÍTICOS BAJAN AL BARRO

La verdad es que la política siempre es enconada y a veces sucia y, que los políticos llevan su arte a la cima de su expresión política cuando les interesa llegar al poder, pero es en tiempo de elecciones cuando realmente bajan al barro y hacen de la política no un arte, sino un método para lograr tumbar al contrario, aunque para ello haya que mentir, difamar, insultar y machacar a los oponentes. Es cuando la política se vuelve sucia y los políticos prescinden de su ética, de su integridad y de su profesionalidad, dando un ejemplo penoso de lo que debiera ser un político que representa a los ciudadanos. 
Los últimos ataques de Pablo Casado y de Rivera al Gobierno de Pedro Sánchez, han sido de todo, menos éticos, honestos y decentes, pues se ataca con argumentos que luego se descubre que son  pura falacia y que los hechos que imputan al contrario son precisamente los mismos que ellos han estado realizando cuando estaban en el gobierno y en este caso me refiero al PP.
Acusar a un contrincante de los defectos que ellos han arrastrado en anteriores legislaturas, además de ser una incongruencia y una torpeza es algo estúpido y falto de integridad y honestidad política. 
Cuanto mas ganarían si sus debates y críticas estuviesen basados en hechos auténticos, pero sobre todo en el debate de aquellos aspectos que sirven para mejorar la vida de los ciudadanos. Ir a un debate o hacer una campaña electoral insultando a los demás, mintiendo y descalificando, demuestra el poco interés que tienen ciertos políticos por solucionar los problemas que sufre nuestra sociedad y un alto grado de incompetencia y egocentrismo por parte de algunos, al luchar por sus intereses personales o partidistas y no por el bienestar de España y los españoles.
Espero que los ciudadanos sepan discernir entre el político honesto con espíritu de servicio al ciudadano, y el trepa que solo busca el poder y la poltrona a toda costa, que hace de la política el arte de mentir y la usa para sus intereses personales, intentando convencer a los demás, usando todas las estratagemas aunque éstas, estén lejos de la verdad, la honestidad, la ética y el respeto a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario