martes, 9 de abril de 2019

POLÍTICOS IMPRESENTABLES


Ante los argumentos que usan algunos políticos en campaña electoral, uno no deja de sentir vergüenza ajena. Las declaraciones de  ayer de Pablo Casado nos llenan de estupor, por esperpénticas y algo demenciales. Decir que Sánchez pacta con los que tienen las manos manchadas de sangre es una barbaridad como un castillo. Decir que va ha hacer ministro a Otegui porque en la diputación permanente haya apoyado 2 reales decretos y que a Puigdemont le va a hacer vicepresidente, son sandeces que muestran el poco nivel de Casado y la falta de capacitación que se le exige a un político que aspira a ser Presidente del Gobierno. Se supone que un político debe tener el bagaje suficiente como para hacer declaraciones y debatir con un mínimo rigor político e intelectual, sin caer en lo chabacano, lo grosero, el insulto y la descalificación del oponente, porque eso lo sabe hacer cualquier matón del pueblo. Un político debe tener la suficiente empatía y conocimientos como para exponer argumentos de calibre, que sean aceptados por los ciudadanos, cuando el programa que ofrece es coherente, auténtico y beneficioso para el conjunto de la ciudadanía. Salir a dar un mitin, con el único argumento de criticar, insultar, mentir y difamar al contrario con argumentos toscos, rastreros y barriobajeros dicen poco bien de un político, algo que ya están notando los electores y que se traducirá en una pérdida constante de votos hacia el PP. Posiblemente Pablo Casado este nervioso por cómo le van las encuestas, pero ese no es motivo para que un político pierda los papeles, se salga de contexto y haga el ridículo como lo está haciendo Casado. Sinceramente siento vergüenza ajena ante un espectáculo tan bochornoso y esperpéntico. Ya todo el mundo se pregunta ¿Pero este de qué va? Y no les falta razón

No hay comentarios:

Publicar un comentario