miércoles, 22 de mayo de 2019

OTRA CITA ELECTORAL, QUE NO PODEMOS ELUDIR

Los españoles llevamos varios meses de campañas electorales y carecemos del aguante y disciplina necesarias para soportar tanto discurso que ya nos suenan a hueco, igual que tanta promesa que nos dejan indiferentes, porque sabemos de qué pie cojean los políticos, por eso nos agobia tanto debate, tanto discurso, tantas declaraciones de intención política y empezamos a pasar olímpicamente del tema de la política y los políticos.
Pero esta indiferencia es un error que no llegamos a percibir ya que dejamos a los demás las decisiones sobre quién nos debe gobernar y las políticas que impongan que como anteriormente he dicho puede que no nos gusten, y por eso se hace necesario otro esfuerzo de implicación, ejerciendo nuestro derecho al voto, para elegir a aquellos que pueden desarrollar políticas que beneficien a todos los ciudadanos, que nos lleven  a una sociedad de progreso y bienestar, que nos hagan avanzar y no retroceder en derechos y libertades.
Tenemos que recordar una vez más que las políticas de la Unión Europea ha realizado una injusta gestión de la crisis que perjudicó a España y a los españoles, pues hizo recaer el peso de la misma sobre la población más desfavorecida, al imponer unas políticas neoliberales de capitalismo salvaje, creando desigualdad y precariedad, mientras las élites económicas han seguido enriqueciéndose.
La única forma de cambiar las cosas es votando a aquellos formaciones políticas que contribuyan a erradicar la pobreza, mejorar el estado del bienestar y asegurar nuestras pensiones, a mejorar la sanidad y la educación, evitando a aquellos que pretenden recortar salarios, pensiones, derechos y libertades y pretenden hacer retroceder a la sociedad al siglo pasado, llevando a España a un país empobrecido y que se está vaciando.
Por eso es prioritario volver a votar, para evitar que se consoliden las políticas de derechas si queremos un país más solidario, más humano, más justo y donde mantengamos la esperanza de un futuro mejor, para nuestros hijos, nuestros abuelos y para nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario