martes, 7 de mayo de 2019

SEGUIMOS EN CAMPAÑA


Hace apenas una semana cuando los españoles votamos en unas elecciones generales y ahora nos toca de nuevo votar en las Autonómicas, Municipales y Europeas y es muy probable que nuestra intención de voto no varíe mucho, pero algo me dice que habrá una gran abstención, más que nada porque los españolitos de a pie y aquellos que creen que nada tienen que perder o ganar, son arrastrados por la tibieza, la desidia y la pereza y encuentran pesado volver a votar "otra vez" en tan poco tiempo. Tan solo la derecha, como es tradicional, lo hará en masa, por eso en estas elecciones triunfará el tripartito de la derecha, como ya ocurrió en Andalucía, a no ser que la izquierda se desperece y, espabile y ese día salga a votar.
Se hizo evidente que en estas recientes elecciones los españoles votamos en conciencia y con inteligencia, programas de izquierda que beneficiaran a la mayoría de los ciudadanos, huyendo de aquellas partidos y políticas que pudieran suponer un retroceso en derechos y libertades y en calidad de vida. Y aunque los resultados fueron muy ajustados en votos entre las derechas y las izquierdas, se impuso lo mas coherente, lo mas acertado para consolidar un estado de derecho, de progreso y bienestar, y frenando aquellas políticas que el tripartito de la derecha podían suponer un aluvión  de recortes y privatizaciones, sobre todo de nuestras pensiones, de bajos salarios y contratos precarios, políticas que harían empeorar  la sanidad pública, la educación, las ayudas sociales, los subsidios para mayores de 55 años, las ayudas a la dependencia, la protección a las mujeres y a los colectivos más desfavorecidos de la sociedad.
Un estado no se concibe sin Justicia Social, pues es un derecho reconocido en la Constitución y que conforma una sociedad, donde quedan patentes los valores de una verdadera democracia: Libertad, Igualdad y Solidaridad, donde los derechos de hombres y mujeres estén garantizados, siempre en interés de todos los ciudadanos y que sientan las bases de la Democracia real y moderna, transparente y supeditada a los principios de nuestra Constitución, nunca al "poder económico", que tanto daño hace a las clases mas desfavorecidas y crea desigualdades escandalosas y obscenas.
Ojalá los españoles ejerzan de nuevo su derecho al voto en un ejercicio de responsabilidad, tomando parte de las decisiones que contribuyan a establecer un sistema social más justo, con un futuro digno para jóvenes y mayores y no deje que por desidia o dejadez otros le impongan sus políticas que seguro no te van a gustar. Participa y vota, por tu bien, por el de tus hijos y por el de tus padres y abuelos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario