domingo, 14 de julio de 2019

EL DESPRESTIGIO DE LA CLASE POLÍTICA

¿Quien no siente repugnancia y asco de los teje manejes de los dirigentes políticos a la hora de pactar para configurar alianzas de gobierno, cuando te das cuenta de que lo primero a lo que aspiran es a consolidar sus cuotas de poder, cargos y poltronas y a otorgarse sus espléndidos sueldos?
Desde la obscena propuesta de Pablo Iglesias exigiendo un gobierno de coalición a pedro Sánchez donde ocupe cargos ministeriales, antes de hablar de programas sociales, pasando por Albert Rivera cuya primera medida era regenerar la política y acabar con la corrupción y pacta con el PP, el partido más corrupto de Europa, donde varios de sus socios siguen investigados por delitos de corrupción (Véase: Comunidad de Madrid, o Comunidad de León, etc., etc), lo que muestra que una vez cerca del poder , pasan de principios moral y conciencia. Y no sienten vergüenza cuando se ponen las caretas al reunirse con VOX, llegando a acuerdos por detrás y dando una cara por delante de niños buenos con principios. !!Hipócritas!!.
A todo esto, la posible negativa de Pablo Iglesias e Irene Montero a investir como Presidente s Pedro Sánchez si no obtienen cargos y poltronas provocará la repetición de elecciones, lo que paralizaría por 6 meses mas las medidas sociales , que se incluyen en los programas de ambas formaciones políticas. Con esto Podemos se quita la máscara y demuestra cuales son sus auténticas aspiraciones: lograr el poder y las poltronas por encima de programas que beneficien a los ciudadanos.
Yo confío en que los militantes de Podemos no se dejen engañar y le den el castigo que se merece en las urnas a la formación morada.
Con esto, lo que están haciendo es que España siga con un gobierno en funciones, que ni gobierna, ni legisla ni tiene presupuestos, paralizando las políticas de progreso y bienestar, (tanto en sanidad, como en educación, en reforma laboral, en ayudas sociales o en pensiones), que millones de ciudadanos están esperando. Eso si, sus señorías seguirán cobrando sus espléndidos sueldos a costa de los impuestos de los ciudadanos. Esto ya suena un poco a burla y tomadura de pelo.
Señorías, un poco de clase, por favor, que el sentimiento de indignación de los ciudadanos ya los cataloga, como la peor lacra que sufre España y los españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario